Allanan sede y detienen a promotores del proyecto humanitario “Capital Tondique”

“El pueblo estaba criticando a toda esa gente, estaba la seguridad del estado, la policía,la brigada antimotines que es de La Habana”.

Los impulsores del proyecto humanitario “Capitán Tondique” Francisco Rangel, su esposa Regla Burunate y su hija Yesenia Rangel, residentes en la localidad de Colón, Matanzas, fueron detenidos este jueves por la policía política.

Durante seis horas las fuerzas del régimen allanaron la casa portando armas y utilizando la violencia. Se llevaron todos los equipos eléctricos y útiles de cocina que empleaban para alimentar a desamparados y ancianos, denunciaron testigos del hecho.

La Dama de Blanco Caridad Burunate, hermana de Regla narró a Radio Martí la brutalidad de los hechos, su casa también estaba rodeada. A Francisco Rangel, lo golpearon por gritar “Vivan los Derechos Humanos”.

“El pueblo estaba criticando a toda esa gente, estaba la seguridad del estado, la policía,la brigada antimotines que es de La Habana,(…) cerraron la cuadra con patrullas”, narró la Dama de Blanco.

Se llevaron presos a Regla Burunate y a su esposo, Francisco Rangel. El régimen robó de su casa varios maletines, aún no sabemos q tenían dentro. Mi casa y la de Caridad Burunate están bajo operativo.

“Temprano en la mañana de este jueves, fue asaltada la vivienda de Francisco Rangel Manzano #Colon #Matanzas por agentes del G-2 #Cuba para robar los insumos que darían de comer a los ancianos”, publicó en Twitter CapitanTondique.

“Durante estas 6 horas de registro en la sede del proyecto humanirtario @CapitanTondique, las fuerzas represivas golpearon y arrestaron a Francisco Rangel Manzano y a su esposa. Se llevaron todos los equipos eléctricos y útiles de cocina que empleaban para alimentar a desamparados y ancianos”, denunció en su página de Facebook la Fundación Nacional Cubano Americana.

El “Proyecto Tondique”, como lo conocen los vecinos de Colón, Matanzas, se creó el 27 de abril del 2013 con el objetivo de ofrecer un almuerzo semanal a las personas de la tercera edad y desamparados de la localidad, con la contribución económica de exiliados cubanos.

El gobierno cubano ha querido impedir su desarrollo, pero no ha podido evitar su funcionamiento. La polícía política hostiga con frecuencia a los activistas, a los que acusa de realizar una “actividad ilícita”.

(Con reporte de Idolidia Darias, redes sociales y Archivo Martí Noticias)

Leer en Martí Noticias

Be the first to comment

Leave a Reply