Ariel Ruiz Urquiola, detenido e incomunicado, será llevado a juicio 'casi sumario'

Puerta viva del camino que da paso a la finca de Urquiola. (FACEBOOK/A.R.URQUIOLA) Aves criadas en la finca en Viñales. (FACEBOOK/A.R.URQUIOLA)

El científico Ariel Ruiz Urquiola, detenido el jueves, permanece incomunicado y será llevado a juicio el martes en un movimiento que sus familiares y amigos temen que pueda desembocar en el desalojo de su finca cuyas tierras mantiene en usufructo en Viñales, Pinar del Río.

“Él sigue detenido y lo que le informaron ayer (el sábado) a mi mamá, porque no nos lo han dejado ver ni le han dejado hacer ninguna llamada por teléfono, es que el martes va directo desde el calabozo hacia un juicio donde se le va a juzgar por un delito de ‘desacato'”, precisó a DIARIO DE CUBA Omara Ruiz Urquiola, hermana de Ariel.

“Nosotros estamos muy temerosos de lo que pueda pasar con él, porque lo han mantenido en condiciones de incomunicación. Se le dijo ayer a mi mamá que se podía buscar un abogado o no, ha sido muy difícil, todavía no tengo seguro conseguir un abogado para el martes”, lamentó.

Dijo que “quien ha preparado todo el expediente es el fiscal de Viñales”, quien es “la misma persona que preparó el expediente de la causa por el que yo llevé a juicio a los matones que invadieron mi domicilio”.

“No contamos con la transparencia y tenemos fundados miedos de lo que quieren hacer”, añadió.

Para Ruiz Urquiola, “se trata de un delito menor, que además es muy endeble a la hora de probar, puede ser cualquier cosa, y la autoridad suele llevar siempre la razón”.

“Creemos y tememos que lo puede ocurrir es que le apliquen una pena que exceda los seis meses de privación de libertad. Excediendo ese tiempo automáticamente él pierde el derecho sobre el usufructo de la finca. Lo que están buscando es sacarlo de la finca”, condenó la hermana del científico.

“Varios amigos nos hemos reunido y estamos tratando de sacar una información muy escueta que publicaremos en las redes. En esta daremos constancia de que todo lo que se ha hecho en la finca ha estado entre los términos de la legalidad, de que toda la tala que se ha hecho para cercar está respaldada por los permisos oficiales”, adelantó.

“El guardabosques que lo acusa de desacato (guardabosques del área que se hace llamar Sandy) era un perfecto desconocido para nosotros, porque no había subido a hacer su trabajo en la finca. Es decir no había subido a prevenir sobre la caza ilegal de jutías, sobre la indiscriminada tala de árboles, sobre la contaminación de las fuentes acuíferas. Ahora sube a interpelar a Ariel pidiéndole permisos”, manifestó.

Este oficial, según recordó Omara Ruiz Urquiola, “ha transitado en menos de 48 horas por cuatro posibles causales hasta llegar al desacato, porque de todo lo demás que lo acusaron ellos no tienen cómo probarlo”.

“Es un atropello y tenemos temores bien fundados de lo que pueda suceder el día del juicio, un juicio que se piensa realizar de forma prácticamente sumaria en el Tribunal Municipal de Viñales”, insistió la hermana del científico.

Recientemente, en abril, los hermanos Ruiz Urquiola denunciaron en un programa del proyecto independiente Estado de Sats la estrategia de la Seguridad del Estado para destruir el proyecto ecológico que desarrollan en sus tierras.

Anteriormente, en abril, los hermanos Urquiola acudieron a un juicio por una demanda que presentaron ante las autoridades contra unos vecinos de la finca.

Según explicó el periodista Boris González Arenas, detenido en aquella ocasión, “desde el pasado año los Urquiola vienen quejándose ante las autoridades porque los vecinos que colindan con su finca le quitan tierra, le destruyen sus sembradíos al dejar entrar animales, han hecho todo tipo de amenazas a su hermana”.

Sobre su trabajo en la finca, el propio científico ha escrito en Facebook: “(…)Es donde he logrado hacerme de un refugio socialmente útil después de que un grupúsculo dirigente de la Universidad de La Habana, me echó abusivamente a la calle con estigma de contrarrevolucionario y loco. Así regresé a mis orígenes y me convertí en un campesino usufructuario”.

En su muro en la red social ha compartido imágenes del proyecto de desarrollo sustentable que realiza junto a su hermana: “En este álbum expondré cómo ha sido esta otra pelea contra los demonios, en la cual mi familia y yo volvemos a enarbolar nuestra bandera de la resistencia! Necesitaremos de tu apoyo espiritual!”.

Ruiz Urquiola fue expulsado del Centro de Investigaciones Marinas en abril de 2016 por supuestas ausencias injustificadas a su centro laboral. Denunció en ese momento a la prensa independiente que su despido se debía a que querían separarlo de un proyecto internacional sobre biodiversidad cubana que dirigía de conjunto con una universidad alemana.

En los meses finales de ese año Ruiz Urquiola protagonizó una protesta pacífica frente al Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología donde exigía un medicamento de importación para su hermana, quien padece de cáncer. Fue arrestado en tres ocasiones hasta que logró que las autoridades le proporcionaran el medicamento a la paciente.

Leer en Diario de Cuba

Be the first to comment

Leave a Reply