Artistas contra el 349: 'En cualquier país del mundo esa es una ley fascista'

Jóvenes artistas cubanos contra el Decreto 349. (FACEBOOK/DEBORAH BRUGUERA)

La Mesa Redonda dedicó su espacio en la televisión estatal a denigrar la lucha de los artistas contra el Decreto 349, intentar presentar la normativa como una respuesta a “las expresiones de chabacanería y vulgaridad en la sociedad” y dejar claro que el objeto de este es defender la “política cultural de la Revolución” y sus instituciones.

Tratando de dar una imagen de “apoyo al Decreto 349”, el programa tuvo la participación de artistas que apoyaron la postura oficial. Uno de ellos fue Lesbia Vent Dumois, presidenta de la Asociación de Artistas Plásticos de la UNEAC, quien aseguró: “tenemos un serio problema en el país entre los que están contrarios al decreto… la interpretación (del decreto) es errónea porque no saben leer”.

El pintor Yasser Castellanos, entrevistado por DIARIO DE CUBA, consideró: “Ellos solo reconocen tres tipos de artistas: oficiales, independientes y enemigos de la patria”.

Para el artista plástico Luis Manuel Otero Alcántara, la intervención es “una falta de respeto total de artistas comprados y chantajeados con sus privilegios por el Gobierno. Artistas que asumen una postura de silencio y complicidad”.

El productor Michel Matos describió la Mesa Redonda como “una total falta de respeto con todos los artistas que participan y apoyan la campaña contra el Decreto”.

“En todo momento mantuvieron una postura irrespetuosa contra nosotros. No solo nos acusan de enemigos de la revolución, sino que nos califican de enemigos de la patria”, condenó.

Por su parte, la escritora Verónica Vega comentó a DIARIO DE CUBA: “No es lo que dijeron sino lo que no dijeron. Tuvieron que orientarse hacia el reggaetón y la chabacanería para presentar una nueva cara. Saben que ir contra el arte independiente se hace más difícil ahora y eso es una victoria”.

En opinión de Otero Alcántara todo fue “un gran show de aberrados. Todo el tiempo hablaron del Decreto dando su interpretación. Tenían que haber mostrado el Decreto y discutirlo punto por punto. Tenían que haber invitado a artistas que no apoyan el Decreto, al mismo Silvio Rodríguez, y eso no sucedió”.

Fernando Rojas, viceministro de Cultura, fue el encargado de restar importancia, sin hablar directamente de ello, a la presión desatada tras la ola represiva contra los artistas que se oponen al 349.

Aseguró que los cambios introducidos en el decreto estaban contemplados desde “el principio”.

Los participantes en el espacio televisivo oficial también se refirieron a que la comunidad internacional estaba criticando en Cuba “instrumentos de control normales en cualquier país del mundo sin haber leído la ley”.

Al respecto, Otero Alcántara sostuvo que “en cualquier país del mundo esa es una ley fascista”.

“Cualquier ciudadano de otro país del mundo que vea la ley y los que ha tenido la ley en sus manos pueden darse cuenta de que es un instrumento represivo aberrante. Por eso la campaña continúa. Ellos tratan de restar importancia a la realidad de que necesitaron​ retractarse, pero la verdad es que es nuestra victoria, la victoria de todos los que nos apoyaron”, concluyó.

Leer en Diario de Cuba

Be the first to comment

Leave a Reply