China presiona a Joe Biden para que invite a la dictadura cubana a la Cumbre de las Américas

El Partido Comunista de Cuba agradeció este martes a su homólogo en China por presionar a la administración del presidente Joe Biden para que invite a Cuba a la Cumbre de las Américas de la próxima semana, un evento técnicamente reservado para las democracias.

China es uno de los estados más represivos del mundo, al otro lado del planeta de América del Norte y América del Sur. No obstante, ha utilizado su Cancillería y armas de propaganda para condenar a la administración Biden por no invitar oficialmente a Cuba a la Cumbre. La Cumbre está destinada a unir a los miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuya carta enfatiza que los estados deben ser democracias libres.

Biden hasta ahora ha desinvitado formalmente a Venezuela y Nicaragua, las otras dos dictaduras de izquierda en el hemisferio, pero al cierre de esta edición aún no ha emitido una invitación o rechazo a Cuba. El líder títere cubano Miguel Díaz-Canel ha fijado que no iría al evento, que se llevaría a cabo en Los Ángeles, aunque fuera invitado.

Otros líderes de izquierda, incluidos los de México, Argentina y Bolivia, han amenazado con boicotear el evento si Cuba no es invitada. El presidente conservador de Brasil, Jair Bolsonaro, había amenazado de forma independiente con no ir por razones poco claras, pero confirmado su asistencia la semana pasada mientras cuestionaba las facultades mentales de Biden.

Los anfitriones tradicionalmente disfrutan de plena discreción sobre a quién invitar a la Cumbre de las Américas.

Cuba es la dictadura más antigua del hemisferio occidental, dirigida por un régimen comunista desde 1959. Nunca había recibido una invitación a la Cumbre de las Américas antes de 2015, cuando el entonces presidente Barack Obama implementó una política conciliadora hacia el régimen de Castro que resultado en la violencia estatal masiva y la represión intensificada de los disidentes en la isla.

En las dos Cumbres de las Américas en las que participó, la cumbre de Panamá de 2015 y la cumbre de Perú de 2018, agentes del régimen cubano organizaron turbas a interrumpir eventos cumbre, vandalir materiales democráticos y silenciar a los disidentes a favor de la democracia. En Panamá captan en video a una mafia del régimen cubano golpiza de pandillas un ex preso político cubano que intentaba visitar una estatua del padre fundador cubano José Martí en la ciudad de Panamá.

El régimen comunista chino, que no tiene ningún papel en la OEA, ha condenado a Washington por no invitar formalmente a Cuba a pesar de sus demostraciones extremadamente perturbadoras en cumbres anteriores. Embajador de Cuba en China agradeció este martes a Beijing por su apoyo, según el medio panamericano comunista Telesur.

“Queda claro una vez más que Estados Unidos carece de la posibilidad de imponer sus planes, intereses y posiciones en América Latina y el Caribe, que han cambiado lo suficiente como para dejar de ser el patio trasero”, se quejó el embajador Miguel Pereira, según el medio.

“Cuba agradece la posición de China frente a las exclusiones en la Cumbre de las Américas”, continúa el informe de Telesur. “Representantes de Cuba agradecieron pronunciarse en contra de la exclusión de países por parte de EE.UU. al organizar la Cumbre de las Américas; una decisión considerada como una maniobra más de Washington para imponer sus intereses”.

La emisora ​​​​estatal de China CGTN publicó un video el martes que presenta a un analista aprobado por el estado, Yan Jin, de los Institutos de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China, que condena a Estados Unidos por no invitar explícitamente a Cuba a la Cumbre.

“Los países latinoamericanos tenían muchas esperanzas desde hace mucho tiempo en esta cumbre, pensando que podrían reunirse y encontrar soluciones conjuntas para paliar el dilema de desarrollo socioeconómico provocado por la [Chinese coronavirus] pandemia y recesión económica”, dijo Yan en español, “a pesar de esto, el anfitrión, Estados Unidos, parece tener muy poco interés en los temas que más preocupan a los estados miembros”.

“No importa cómo ellos [America] explicar su intención. Estados Unidos siempre cuenta con el estereotipo de que América Latina es su patio trasero y su mayor preocupación en esta región es formar alianzas para reprimir a los estados de izquierda y lograr el control absoluto de esta región”, concluyó Yan, pronosticando que la cumbre sería “la más vergonzosa”. , dividido, [and] fracasó en sus 28 años de historia”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China comenzó a presionar a Biden para que invitara a Cuba, así como a Nicaragua y Venezuela, a la Cumbre a mediados de mayo.

“Me pregunto, ¿Cuba, Nicaragua y Venezuela no son países de las Américas? La Cumbre de las Américas no debe medirse exclusivamente según los estándares estadounidenses, servir únicamente a los intereses estadounidenses o reducirse a una ‘Cumbre de los Estados Unidos de América’”, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian. dijo durante una conferencia de prensa regular del ministerio el 10 de mayo.

Zhao acusó a Washington de “intimidar” a América Latina y traerle “explotación desenfrenada, sanciones deliberadas, inflación, interferencia política, cambio de régimen, [the] asesinato de políticos, e incluso agresión armada”, sin especificar casos individuales de ninguna de las afrentas enumeradas.

Porcelana regularmente invade aguas latinoamericanas con barcos pesqueros ilegales y se ha endeudado enormemente Ecuador, Venezuela, Argentinay Boliviaentre otras naciones regionales, presentando una amenaza a su soberanía.

En agradecimiento por el apoyo de China, el periódico oficial del Partido Comunista de Cuba, Granma, publica habitualmente propaganda a favor de China. La semana pasada, Granma publicó un artículo alabando Embajador de China en La Habana Ma Hui por declarar que China y Cuba “son buenos socios con un alto grado de confianza política mutua”.

“Los dos [communist] partidos y naciones comparten los mismos ideales y creencias y mantienen relaciones especiales y amistosas”, afirmó Ma.

Granma también elogió a China por donar unos míseros 100.000 dólares para ayudar a Cuba a reconstruir el Hotel Saratogaun hotel de lujo que estalló el mes pasado después de décadas de abandono.

Sigue a Frances Martel en Facebook y Gorjeo.


Publicado en Breitbart