CIDH denuncia represión contra activistas y periodistas en Cuba

Roberto Quiñones en su hogar días antes de ser detenido (Foto de archivo)

MIAMI, Estados Unidos. – La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su preocupación por la situación de activistas, artistas y periodistas independientes en Cuba y denunció la ola represiva llevada a cabo por el régimen de la Isla contra miembros de la sociedad civil durante los últimos meses.

En un comunicado fechado este martes, la organización condenó también el acoso, la persecución, las detenciones arbitrarias y la apertura de procesos para silenciar a quienes ejercen el derecho a la libertad de expresión en Cuba.

“La Relatoría Especial recuerda al Estado que el uso del derecho penal como mecanismo para perseguir a quienes expresan opiniones, información o críticas a autoridades o políticas del gobierno, así como sobre temas de interés público, genera un efecto de amedrentamiento que limita la libertad de expresión”, señala la nota.

La Relatoría hizo hincapié en dos de los casos que mayor impacto mediático han suscitado: la condena al abogado y periodista Roberto Jesús Quiñones Haces, sentenciado en 2019 a un año de privación de libertad por los supuestos delitos de resistencia y desobediencia; y el acoso, persecución y encarcelamiento del artista Luis Manuel Otero Alcántara, pendiente de juicio por los supuestos delitos de “ultraje a los símbolos patrios” y “daños” a la propiedad.

La organización también abordó la situación del líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer, cuyo caso “obedecería a la persecución política de la cual es objeto”.

“En Cuba observamos un patrón de manipulación del derecho penal para impedir el ejercicio de los derechos políticos, en un contexto de falta de independencia judicial. Este caso nos preocupa especialmente”, afirmó el comisionado Stuardo Ralón Orellana, relator para Cuba.

De igual forma, salieron a relucir los casos del periodista Rolando Rodríguez Lobaina, perseguido por denunciar violaciones a derechos humanos en Cuba por parte de la agencia de audiovisuales Palenque Visión, y de Luz Escobar, reportera del diario digital 14ymedio “hostigada en múltiples ocasiones por su labor periodística, impidiendo que se retire de su casa y negando su salida del país”.

La CIDH y su Relatoría Especial han indicado en su reciente Informe Especial sobre la Situación de la Libertad de Expresión en Cuba que los agentes estatales son la principal fuente de amenazas y agresiones contra la prensa en el país, práctica que debe ser desmantelada y sancionada.

El informe también recomienda al régimen cubano poner fin al hostigamiento, incluyendo citaciones, detenciones de cualquier duración, y acoso judicial a cualquier persona por causas relacionadas al ejercicio de su libertad de expresión, libertad de asociación, reunión u otros conexos.

Leer en Cubanet

Be the first to comment