Con críticas a la prensa y rompiendo un diario, Rafael Correa cerró su último programa de los sábados

Tanto las preguntas de los medios de comunicación como de la ciudadanía fueron prohibidas en las sabatinas. (Youtube)

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, realizó su última sabatina tras diez años en el poder. La transmisión número 523 se realizó en el parque Samanes, al norte de Guayaquil, con una decena de empleados públicos y ciudadanos simpatizantes.

“Así acabaremos los 10 años de construir patria de dignidad, de justicia social y de prosperidad”, manifestó Correa y afirmó que tenía un nudo en la garganta. “Si hubiera sabido que había tanto trabajo lo hubiera elegido a usted Mashi, era más sencillo”, dijo a José Maldonado en tono de broma.

Durante el programa, el aún presidente aprovechó para romper un periódico del diario La Hora, y dedicó el final de su exposición a criticar a la prensa, la cual, según él, fue su “más grande adversario”.

“Bueno, para que tengan material para el próximo lunes, aquí está Diario La Hora”, dijo el jefe de Estado mientras tomaba el periódico y lo rompía en pedazos.

“Vamos a terminar en esta última parte del enlace recordando las principales mentiras que impuso la prensa corrupta, nuestra más grande adversaria estos años”, dijo y presentó cuatro videos que, a su juicio, resumían las “principales mentiras” difundidas por los medios de comunicación durante sus años de gobierno.

 

La sabatina culminó luego de tres horas y cerró la transmisión en compañía del personal que trabaja en el programa y al que agradeció por su labor.

De manera informal se realizó una fiesta con música para despedir el programa. Se presentaron varios artistas nacionales y el payaso Tiko Tiko, excandidato a la Asamblea por el Partido Socialista, que cantó junto a Correa.

Los enlaces ciudadanos, o sabatinas, fueron implemetados por el Gobierno de Correa para rendir cuentas de su gestión. En ellos, hasta el programa 65, podía intervenir la ciudadanía y los medios de comunicación. Sin embargo, en dicha emisión un periodista le realizó una pregunta que puso en una situación incomoda a Correa. A partir de la sabatina 66 a los medios de comunicación no les fue permitido participar. Tiempo después, desde la emisión 118, las preguntas de los ciudadanos también fueron censuradas debido a que incomodaban a quienes lideraban el programa (Rafael Correa y Lenín Moreno).

Por lo tanto, las sabatinas dejaron de ser una rendición de cuentas. “La Ley de Participación Ciudadana establece que la rendición de cuentas es deliberativa e interactiva, es decir que la autoridad delibera, interactúa y somete su gestión a evaluación de la ciudadanía. Estos enlaces no tienen ese componente”, afirmó Simón Jaramillo, subdirector de la Corporación Participación Ciudadana.

Fuentes: El Universo, La HoraEl Universo.


Karina Martín


Karina Martín

Karina Martín es reportera para el PanAm Post desde Valencia, Venezuela. Posee una licenciatura en Idiomas Modernos por la Universidad Arturo Michelena.













Leer en PanAm Post