Crecen las sospechas sobre la muerte de ex prisionero de la Causa de los 75

Foto Martí Noticias

MIAMI, Estados Unidos.- José Ramón Gabriel Castillo, ex prisionero de la Causa de los 75, falleció en horas de la tarde de este lunes en la ciudad de Miami, y su familia sospecha que el régimen en la Isla le haya inoculado el virus que provoca la cirrosis hepática que lo llevó a la muerte, así lo público el diario Martí Noticias.

Castillo era natural de Santiago de Cuba y trabajó en la Universidad de Oriente, de donde fue expulsado en 1993 por fundar la primera organización de derechos humanos en la región oriental de la Isla, el Instituto Independiente Cuba y Democracia.

Tiempo después fue encarcelado y al salir decidió seguir luchando dentro de Cuba, con el objetivo de fomentar y contribuir a la promoción de los derechos humanos en la sociedad cubana.

La Causa de los 75 fue una mega operación realizada por la policía política en abril de 2003, también conocida como la Primavera Negra de Cuba, donde 75 disidentes fueron arrestados y condenados en juicios sumarios por oponerse a las violaciones de derechos humanos cometidas por el régimen de La Habana.

Luego de su excarcelación, al igual que otros miembros del grupo de los 75, Castillo tuvo que exiliarse, primero en España y finalmente en Estados Unidos.

Luego de su deceso, y al su familia ser advertida de la cirrosis hepática producto del consumo de grandes cantidades de alcohol, su hermana, Lucy Ramón Castillo, explicó que “él jamás ingería bebidas alcohólicas. Ni siquiera tomaba café ni tampoco fumaba.”

“Usted puede inocular por la vena, en forma intramuscular o de alguna manera que rompa la piel, el inóculo, que es el virus de la hepatitis B o la C. Y a largo plazo es posible que se establezcan cambios cirróticos, muy semejantes o iguales a la cirrosis por alcohol”, aseguró el doctor Santiago Cárdenas en entrevista al medio de prensa, ante las sospechas y denuncias de familiares y amigos de Castillo.

La cirrosis es el resultado de un daño crónico hepático producto de una enfermedad prolongada del hígado. Las causas más comunes son infección por hepatitis B o hepatitis C, alcoholismo y acumulación de grasa en el hígado.

“Fue uno de los casos que primeramente se sospechó que podría haber sufrido la inoculación de lo que es la cirrosis hepática. Un caso muy extraño. Fue de los primeros que arribó a España desterrado en 2008”, señaló el ex preso político Juan Carlos Herrera, quien considera que varios de sus compañeros del grupo de los 75 han perecido “en circunstancias un poco sospechosas.”

“Pepín (le llamaban así sus familiares y amigos) en prisión sufrió mucho las torturas. Y luego sobreviene esto, así, tan misteriosamente. Es otro hermano que se nos va. Otro que hay que cargarle a esa férrea tiranía. Otro que no pudo ver su patria libre y que fue obligado a vivir en el exilio. Otro que marcha al altar del martirologio de ese negro castrismo.”

“Alguien tiene que investigar por qué están muriendo los ex prisioneros de la causa de los 75, qué pasó, qué nos han hecho, qué nos inocularon”, concluyó el ex preso político.

Leer en Cubanet

Be the first to comment

Leave a Reply