Cubana de Aviación admite que no puede cubrir la demanda que el movimiento de pasajeros requiere

Puesto de Cubana en el aeropuerto de La Habana. (EFE)

El director general de Cubana de Aviación, el capitán Hermes Hernández Dumas, dijo que hasta el 1 de abril la aerolínea transportó en vuelos nacionales 11.700 pasajeros más de lo planificado, en una segunda parte de la entrevista dada a Granma en la que insistió en el tema del embargo.

Según el directivo, “la puntualidad de los vuelos en el primer trimestre se comportó a un 64%, superior al mismo periodo del año anterior, cuando se registraba el 59%”.

Citó “entre las principales incidencias que pueden ocasionar demoras en los itinerarios establecidos” los “retrasos en el chequeo, la insuficiencia de equipamiento que permita garantizar el soporte de las aeronaves que operan en el aeropuerto y la prontitud del servicio que se presta, tanto de carga como de control de medidas operacionales y de seguridad en las aeronaves”.

Hernández admitió que “aun cuando la entidad vende las capacidades de boletos, según la disponibilidad existente, esta no logra cubrir toda la demanda que el movimiento de pasajeros requiere”.

Volvió a señalar que “por ello que se trabaja en aras de incrementar el parque de aeronaves para viajes nacionales”.

En octubre trascendió que la aerolínea estatal estaba en conversaciones con la Voronezh Aircraft Production Association (VASO, sus siglas en inglés), una de las mayores plantas de producción de aviones en Rusia,sobre el apoyo técnico directo a la flota de AN-158 de la aerolínea estatal, así como al Il-96-300 de Cubana, el CU-T1717, que estaba fuera de servicio y almacenado bajo responsabilidad de la entidad rusa.

El funcionario también atribuyó al embargo de EEUU “la limitación de poder adquirir aeronaves de última generación con tecnología suficiente y capaz de garantizar la estabilidad en las operaciones aéreas que se desarrollan. También influye en el aseguramiento de soporte de partes y piezas de aeronaves con las que Cubana cuenta”.

A fines de marzo varias fuentes de la aerolínea corroboraron a DIARIO DE CUBA que Cubana había suspendido gran parte de sus vuelos nacionales. No quisieron precisar, sin embargo, las causas de estas cancelaciones, ni la fecha en que habían comenzado.

Según especialistas, Cubana de Aviación es la sexta peor compañía aérea del mundo. Sin embargo, no solo los conocedores realizan este señalamiento. En la primera nota de Granma sobre el tema varios comentaristas vierten sus críticas contra las declaraciones del directivo.

“Sinceramente así no avanzaremos. No es posible que no reconozcamos que Cubana de Aviación no funciona y que siempre terminemos buscando una justificación externa a nuestros problemas y deficiencias”, escribió Rubén.

Para Junior, “nuestra aerolínea es muy mala y no depende solamente del bloqueo americano o la falta de recursos”.

“Cubana de Aviación es la peor aerolínea que existe en cuanto a prestación de servicios se refiere… sea nacional o internacional…”, opinó Homero.

Jose pidió una explicación a Cubana “sobre la cancelación de los vuelos a Las Tunas y el cierre de este aeropuerto”.

Cubana repitió en 2017 como la aerolínea que recibió en España el mayor número de reclamaciones en función de los pasajeros transportados.

A principios de año la empresa estatal canceló una de sus principales rutas intercontinentales, el vuelo La Habana-París-Santiago de Cuba, semanas después de hacer lo mismo con el trayecto entre la capital y Santo Domingo.

Leer en Diario de Cuba