Damas de Blanco lograron asistir a misa este domingo en Cuba pese a represión

En un acto sin precedentes para el patrón represivo de los dos últimos años, casi medio centenar de Damas de Blanco pudieron asistir a misa en diferentes iglesias el pasado domingo en Cuba.

Desde La Habana, la líder y vocera del grupo, Berta Soler Fernández, dijo a Radio Martí que a pesar de las detenciones las mujeres llegaron a las iglesias en La Habana (14), Matanzas (31) y Villa Clara (2) y Santiago de Cuba (1).

Los arrestos, explicó Soler, ocurrieron en La Habana (8) y Matanzas (15). “El régimen cubano se mantiene con tremenda ferocidad y violencia policial a la hora de la detención de las Damas de Blanco, principalmente aquí en La Habana”.

Las mujeres pudieron recibir misa en la capital cubana, aunque no en la Iglesia de Santa Rita en el municipio Playa, a donde tradicionalmente asistían desde su fundación en 2003 y hasta el 20 de marzo de 2016 cuando el expresidente Barack Obama visitó Cuba.

Grupos de choque como las Brigadas de Respuesta Rápida (BRR), efectivos policiales de completo uniforme, agentes de distintos departamentos del Ministerio del Interior y oficiales de la Seguridad del Estado vestidos de civil, montan un operativo desde los miércoles hasta el domingo en la sede nacional del movimiento, en el barrio de Lawton, La Habana.

Los cercos policiales en Colón, Matanzas, Villa Clara o la capital del país cuentan con efectivos parapoliciales, autos patrulleros y ómnibus escolares o de transporte de trabajadores, dispuestos para el traslado de las detenidas hacia calabozos y otros centros de retención.

Por exigir la liberación de los presos políticos y apoyar otras iniciativas ciudadanas, las mujeres son multadas bajo el presunto delito de “violar el dispositivo de seguridad”, al acumular enormes montos económicos, algunas han sido condenadas a varios meses de cárcel.

En la actualidad el movimiento Damas de Blanco tiene cuatro mujeres encarceladas. Se trata de Yolanda Santana Ayala, Nieves Matamoros, Marta Sánchez y Aimara Nieto Muñoz.

El opositor y expreso político Ángel Moya Acosta –esposo de Berta Soler- permanece detenido en paradero desconocido, según denunció la mujer en entrevista este lunes.

[Con entrevista de audio de J. P. Martínez, Radio Martí].

Leer en Martí Noticias

Leer en ForoDyL

Be the first to comment

Leave a Reply