Daniel Llorente reclama ‘ser desterrado inmediatamente de Cuba’

Daniel Llorente Miranda, el hombre que corrió con la bandera de Estados Unidos el Primero de Mayo en la Plaza de la Revolución José Martí, reclamó “ser desterrado inmediatamente de Cuba”, según declaró su hijo Eliécer Llorente a Martí Noticias.

El joven visitó este miércoles a su padre en el hospital psiquiátrico de La Habana en que se encuentra internado y en huelga de hambre desde el pasado 21 de junio y recogió tres cartas que no especificó a quién iban dirigidas.

“En una de las cartas mi papá explica los abusos que están cometiendo con él, en otra se opone a las medidas del [presidente Donald] Trump y en la otra pide ser desterrado inmediatamente de Cuba porque se declara anticastrista, anticomunista, antisocialista. Solicita por voluntad propia ser desterrado de Cuba de acuerdo al artículo 42.1 del Código Penal”, detalló Eliécer Llorente, de 16 años.

En un fragmento de esta última misiva, Llorente Miranda afirma que desea ir a EEUU “para poder cumplir mi más preciado deseo de poder vivir en el país que considero el mayor defensor de los derechos humanos, la esperanza, la libertad, la justicia, la hermandad y la búsqueda de la felicidad”.

Asimismo, Eliécer Llorente señaló que su padre pudo reunirse con el director del hospital psiquiátrico, “a quien emplazó sobre su actitud de permitir que la Seguridad del Estado use al centro médico para mantenerlo preso”.

“Le dijo [al director] que está muy disgustado por la injusticia que se está cometiendo con él. El director no le dio razón, ni se la quitó. Lo instó a que no dejara de comer, que él elevaría su caso (…) Mi papá repitió que continuará en su posición [en huelga de hambre]”, detalló el joven.

El Primero de Mayo, Llorente Miranda fue violentamente interceptado por hombres del cuerpo de seguridad vestidos de civil. Las fotos del momento en que fue maniatado y arrastrado recorrieron el mundo.

Tras este arresto fue trasladado finalmente a una institución para enfermos mentales. Esta no es la primera vez que la Seguridad del Estado recurre a la locura para desvirtuar comportamientos que le son adversos.

Este martes, el opositor escribió otras dos cartas, una al presidente de EEUU, Donald Trump, y otra al senador cubanoamericano Marco Rubio.

Llorente Miranda, que no pertenece a ninguna organización opositora, ha protagonizado otras demostraciones con la bandera de EEUU. En mayo de 2016, en el contexto de la llegada del crucero Adonia a La Habana, fue arrestado y liberado al día siguiente.

En mayo, Washington demandó al régimen respetar la libertad de expresión de sus ciudadanos, tras comunicar que tenía pleno conocimiento del arresto violento de Llorente.

El diario oficial Granma, que no suele informar sobre acciones opositoras, calificó la acción de Llorente —sin mencionar su nombre—, como un “monólogo anexionista“, y lo acusó de querer “formarse un perfil mediático”.

Leer en Diario de Cuba