Detenido Amaury Pacheco, miembro de la campaña contra el Decreto 349

El artista Amaury Pacheco ‘Omnipoeta’. (FACEBOOK)

La Policía cubana detuvo este sábado por la mañana al artista Amaury Pacheco “Omnipoeta”, uno de los más activos miembros de la campaña contra el Decreto 349, mientras otros integrantes de la iniciativa estaban “sitiados” en sus casas, denunciaron activistas en las redes sociales.

Según su esposa, Iris Ruiz, Pacheco habría sido trasladado a una estación de la Policía en La Habana.

Las viviendas de otros, como el artista Luis Manuel Otero Alcántara y la historiadora del arte Yanelis Núñez Leiva, principales promotores de la campaña, estaban vigiladas por patrullas de la Policía para impedir que salieran a la calle, de acuerdo con los reportes.

“El jefe del sector (de la Policía) junto a otro oficial me andan buscando en Alamar”, escribió uno de los integrantes de Estudiante sin Semilla. “Empezó la cacería sobre los artistas que no están de acuerdo” con el Decreto 349, añadió.

Los detractores de esa normativa, que entrará en vigor el 7 de diciembre, señalan que está dirigida a liquidar el arte independiente en Cuba y garantizar el control del Estado sobre todas las expresiones culturales.

El arresto de Pacheco y el cerco a los miembros de la campaña se produce después de que anunciaran una sentada desde el próximo lunes 3 de diciembre y hasta el día 7 frente al Ministerio de Cultura (MINCULT), en La Habana.

“Queremos que las personas vayan a las instituciones culturales de su municipio, de su provincia, aunque no pertenezcan a estas, para que se quejen, que hagan alguna intervención artística, que la suban a la web, como un gesto de protesta y de unión entre todos los artistas que estamos en contra de este decreto”, declaró a DIARIO DE CUBA Yanelis Núñez Leyva.

Frente a la sede del MINCULT, planean realizar acciones como la lectura de poesía, performances, entre otras.

“La convocatoria llega después de haber agotado todos los recursos legales existentes en el país para propiciar una discusión con funcionarios públicos”, dijo Núñez Leyva.

Recordó que el pasado 26 de junio entregaron una carta abierta a instituciones como las oficialistas Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y la Asociación Hermanos Saíz, al MINCULT y al estatal Consejo Nacional de las Artes Plásticas.

También el 23 de agosto presentaron un recurso de queja o petición a la Fiscalía General de la República, a la Asamblea Nacional del Poder Popular, al Consejo de Estado y de Ministros y al ministro de Cultura.

“Ante la ausencia de respuesta después de cumplidos los 60 días hábiles de haber entregado todas estas cartas, fuimos al Ministerio de Cultura, y allí nos comunicaron que no tenían ninguna información para nosotros sobre nuestras inquietudes”, añadió Núñez Leiva. “Nos han peloteado, nos han ninguneado, como ellos saben hacer”.

Para la sentada frente al MINCULT, “estamos convocando a todas las personas, no solos a los artistas, sino a todos aquellos que estén preocupados no solo por el Decreto, sino por el futuro de la cultura cubana. Es un llamado no solo a nivel local, aquí en La Habana, sino a nivel nacional”, afirmó.

El Decreto 349/2018 del Consejo de Ministros —sobre las contravenciones en materia de política cultural y sobre la prestación de servicios artísticos— fue aprobado el pasado 10 de julio. Ha sido considerado un instrumento que definirá, jurídicamente, la política cultural impuesta por Fidel Castro en 1961: “dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, ningún derecho”.

Músicos, escritores, poetas, intelectuales, realizadores audiovisuales y productores independientes se han sumado a la campaña contra su puesta en práctica.

Denuncian que la normativa “legitima el uso de la acción jurídica para castigar la libre creación y determinación que como creadores e individuos les pertenece”.

El MINCULT dice que el Decreto 349 es “una demanda de larga data” de los artistas y la intelectualidad oficial cubana.

“No es difícil colegir que el texto recibirá oposición de los que defienden la filosofía del vale todo y de que no hacen falta reglas, porque el mercado puede tranquilamente ocuparse de eso”, dijo recientemente en una entrevista con el diario oficial Granma Alina Estévez, directora de Recursos Humanos del MINCULT.

Describió a los detractores del decreto como “mediocres que necesitan la vulgaridad para ganar notoriedad”. Sin una regulación como el 349, “la discriminación, el desorden, las ofensas, las molestias al público y el mal gusto tendrían el camino libre para esas expresiones irrespetuosas”, dijo.

Sin embargo, también figuras reconocidas como el Premio Nacional de Artes Plásticas José Ángel Toirac, Carlos Garaicoa, Rocío García, Pedro Pablo Oliva, Flavio Garciandia, curadores como Magali Espinosa o Frency Fernández, cineastas como Carlos Lechuga o Miguel Coyula han hecho expresado su oposición al Decreto 349 en misivas enviadas al Ministerio de Cultura e incluso a Miguel Díaz-Canel.

Leer en Diario de Cuba

Be the first to comment

Leave a Reply