Detenidos esposa e hijos de José Daniel Ferrer frente a prisión Aguadores

(Foto: Cortesía de la autora)

SANTIAGO DE CUBA, Cuba. – En el día de ayer, los familiares de José Daniel Ferrer García se plantaron en la prisión Aguadores, ubicada en Santiago de Cuba, para exigir una visita que correspondía según las normas de este centro.

Allí estuvieron como familia dos de los hijos menores de edad del líder opositor, José Daniel Ferrer Cantillo (17 años) y Fátima Victoria Ferrer Cantillo (14 años). También la esposa de Ferrer, Nelva Ortega, con su bebé de cinco meses fruto del matrimonio y el activista Ebert Hidalgo Cruz.

Desde su llegada a Aguadores, oficiales les comunicaron que no habría visita. Más tarde, resolvieron que solo el hijo de Ferrer de 17 años podía entrar a ver su padre. Ante esta decisión, toda la familia se negó, y aclaró que el joven aún es menor de edad.

Tras pasar varias horas frente a la prisión, el oficial que atiende cárceles y prisiones por parte de la Seguridad del Estado, que se identificó como capitán José, le comunicó a la familia que la visita sería el día 27 de noviembre y que debían retirarse.

Según cuentan, durante ese tiempo que permanecieron apostados en las afueras del centro penitenciario, no fueron pocos los oficiales que les amenazaron.

“Otras veces nos han dicho lo mismo, que toca un día u otro y al final todo es una manipulación, por ese motivo decidimos quedarnos allí”, aseguró Ortega.

Pero alrededor de las 7.00pm, varios oficiales se abalanzaron sobre la familia y por la fuerza fueron detenidos. La esposa de Ferrer junto a su niño de meses y la adolescente Fátima fueron conducidos a un autobús, mientras que José Daniel (hijo) y el activista Ebert Hidalgo fueron subidos a un auto de patrulla. Los cinco fueron liberados a varios kilómetros de sus viviendas.

Nelva denunció que fue violentada. “Me agarraron de manera violenta por el brazo, que aún me duele, sin importarles que tenía a mi niño encima. Nosotros estábamos allí exigiendo nuestro derecho de ver a José Daniel. ¿Hasta cuándo?”, cuestiona Ortega.

“Son 56 días de mentiras, de burlarse hasta de sus propias leyes que ya de por sí son injustas, 56 días de torturas contra él, ahora mismo está en una celda de castigo, sin medicinas, semidesnudo y siendo golpeado por su firme postura”, agregó.

CubaNet entrevistó a Javier Larrondo, director de Cuban Prisoners Defenders, ONG que ha estado muy activa en la defensa del líder de la UNPACU. Larrondo asegura que el Gobierno de Cuba ha mentido a la ONU y a la Unión Europea sobre José Daniel Ferrer, sobre sus presuntos antecedentes –inexistentes- así como los testigos de la calidad agresiva de José Daniel. Los mismos testigos que el régimen ha mencionado, lo han desmentido ante cámara.

“Se ha demostrado que el régimen cubano miente en todos los aspectos posibles del caso. La acusación actual se sostiene sobre un sólo testimonio frente al resto. La propia esposa del supuesto agredido le desmiente y los testigos -Sandy Ramírez, familia de José Daniel, activistas de la UNPACU,  y vecinos- lo desmienten”, afirma Larrondo.

Recuerda, además, que mienten sobre las circunstancias de prisión de José Daniel Ferrer y los incumplimientos en materia de derecho internacional a un proceso justo, desde el mismo momento de la detención y allanamiento ilegal, hasta la incomunicación, pasando por las torturas, maltratos, negación de defensa jurídica, atención médica, derechos de cualquier reo, y derechos a las visitas familiares, que se han dado en dos ocasiones de cinco y diez minutos, en estos más de 50 días.

“Toda una vergüenza por la que el régimen, si sigue persistiendo, el nivel de notoriedad del caso será mayor y destruirá toda su falsa imagen creada durante años en la escena internacional. Creemos que les compensa soltarle ahora discretamente y apaciguar la tormenta mediática y de imagen que se les está haciendo toda un tsunami”, concluyó Javier Larrondo quien también es representante en Europa de la Unión Patriótica de Cuba.

Leer en Cubanet

Be the first to comment