El desborde de canales derrumba un tramo de carretera en Granma

Un derrumbe de pavimento ocurrido el martes en el poblado de Melones, en la carretera que conduce al centro urbano del municipio de Río Cauto, en Granma, obligó al Gobierno a movilizar varias fuerzas hacia el lugar en un intento de evitar que se extendiera el hueco en la vía y afectara otras estructuras, informó el diario digital oficial La Demajagua.

Jorge Bou Tornés, intendente del Centro Provincial de Vialidad, en Granma, atribuyó el hecho a las abundantes lluvias que recientemente provocaron el desborde de canales agrícolas cercanos.

“Al desviarse las aguas hacia la alcantarilla sobre la cual pasa el vial en ese sitio, lo socavó”, dijo.

La gran zanja creada afectó la mitad de la vía y los especialistas no descartaban que la extensión del socavón aumentara, lo que de ocurriría en caso de nuevas precipitaciones.

Personal de Ingeniería de Tránsito del Ministerio del Interior puso las respectivas señales de derrumbe en la zona y estableció un sentido obligatorio de la circulación vehicular, en un tramo de 600 metros.

El monopolio estatal de las Telecomunicaciones tuvo que levantar el cable de fibra óptica, instalado en la orilla de la carretera por la cual transitaban carros. Las labores incluyeron la extracción de postes de concreto.

Por otra parte, linieros de la Empresa Eléctrica tuvieron que retirar un poste y buscar alternativas para ofrecer el servicio a las viviendas del barrio, según explicó Carlos Ramírez Alcolea, jefe de brigada.

El primer suboficial Alán Blanco Rodríguez, que controla el tránsito en la zona del derrumbe, dijo que “los pasajeros que vienen a Río Cauto, o van de salida del municipio, deben bajarse de los carros y cruzar a pie por el lugar del derrumbe, para disminuir el peso de los medios de transporte y cuidar la integridad física de los viajeros”.

El ingeniero de la Construcción Rodolfo García Garzón dijo que la solución del problema tiene dos etapas, primero hacer un acceso provisional, seguro,  para dejar libre la vía dañada y luego trabajar en su reparación.

“Ya se están moviendo hacia aquí los equipos de la construcción necesarios, para acometer de inmediato los trabajos”, añadió.

El estado de las carreteras cubanas es crítico en la actualidad. De hecho es una de las causas de los accidentes de tránsito en la Isla. Según cifras oficiales publicadas en abril por la prensa estatal, Cuba registró 11.187 de estos inicidentes el año pasado, 292 más que en 2016, con un saldo de 750 muertos y 7.999 heridos.

Leer en Diario de Cuba

Be the first to comment

Leave a Reply