El embajador de Colombia en EEUU afirma que la paz garantiza la prosperidad

El acuerdo de paz entre el gobierno colombiano del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ha sentado las bases para que el país andino adquiera la estabilidad y prosperidad que le permita competir con mejores posibilidades en la economía globalizada, dijo el jueves en Miami el embajador de Bogotá en Washington, Juan Carlos Pinzón.

“Hay un acuerdo firmado, y es un hecho”, dijo Pinzón durante su alocución de casi dos horas durante un almuerzo de la Cámara de Comercio Colombo-Americana en Coral Gables. “Resultó de una estrategia fundamental para recuperar la estabilidad del país…para que a Colombia le vaya bien y no se estanque. La paz en Colombia hace que el país siga adelante y pueda construir el futuro que el país necesita”.

Bajo el título de “Colombia en su ruta hacia la prosperidad”, el discurso formó parte de un mensaje estratégico que el embajador ha estado promoviendo desde que dejó su cargo previo como ministro de la Defensa y se convirtió en embajador en Washington.

Por ejemplo, en una carta que Pinzón envió al diario Washington Post en el 2015 dijo que “hoy [Colombia] es la tercera economía más grande de Suramérica, exportadora de conocimiento de seguridad y comprometida con un proceso de paz que espera terminar con 50 años de conflicto”.

Hay un acuerdo firmado, y es un hecho, embajador colombiano Juan Carlos Pinzón en Miami

Pinzón reiteró ese mensaje en su presentación en Coral Gables, pero con mucho mayor énfasis debido a que el acuerdo de paz es una realidad y Santos se encuentra abocado a hacer que el arreglo no fracase, para así demostrar a la comunidad internacional que Colombia apostó por la estrategia adecuada.

“Echa el país hacia adelante”, dijo Pinzón, y hace que los ciudadanos puedan aspirar por largo tiempo a que Colombia sea “un país viable”.

Por ejemplo, agregó, el largo conflicto que concluyó le dio a Colombia experiencias que pueden servir a otros países en la región y el mundo que estén tratando de poner fin a conflictos similares.

“Nuestro país tiene un papel importante que jugar en el hemisferio debido a su experiencia y las lecciones aprendidas”, dijo Pinzón.

Rindió homenaje a las fuerzas armadas de Colombia que, dijo, ayudaron a preservar la integridad del país durante el conflicto.

“Estamos aquí por ellos”, dijo.

Titulo del discurso: Colombia en su ruta a la prosperidad

Lo que queda por hacer para garantizar estabilidad a largo plazo es reforzar el sistema judicial para que los tribunales tenga autoridad e independencia para actuar contra el “crimen organizado” que sigue involucrado en el narcotráfico, señaló.

El mensaje de Pinzón, sin embargo, contrasta con el que trajo a Miami el ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, quien en una visita a Doral en octubre advirtió que los acuerdos de paz podrían llevar a Colombia a una política peligrosa que pudiera abrir las puertas al poder a los ex guerrilleros de las FARC apoyados por Cuba.

“Este es un acuerdo que abre las posibilidades de Colombia para llegar al castro-chavismo”, dijo Uribe en el restaurante Mondongo’s de Doral, haciendo referencia a los hermanos Raúl y Fidel Castro en Cuba y Hugo Chávez en Venezuela.

Aunque fueron aliados en su momento, Uribe y Santos son ahora rivales. Lo que es más, Uribe se ha convertido en líder opositor en Colombia abocado contra el acuerdo de paz con las FARC.

Uno de los comensales le preguntó a Pinzón qué pensaba sobre que el polémico ex sicario del cartel de Medellín de las drogas, John Jairo Velázquez, más conocido como Popeye, se haya sumado en una serie de tuits al apoyo del movimiento “No más Santos, no más FARC”.

El diplomático colombiano dijo que no emitía comentarios sobre temas políticos, principalmente cuando estos involucran a “personajes de ese estilo”.

Ese movimiento ha convocado a marchas este sábado contra el acuerdo de paz en todas las ciudades del mundo donde hay comunidades de colombianos. La protesta de Miami tendrá lugar el sábado de 10 a.m. a 1 p.m. frente a la Antorcha de la Amistad en el Parque Bayfront del downtown.

Leer en El Nuevo Herald