El mensaje de la embajadora Dogu

Al terminar su misión en Nicaragua, la embajadora de los Estados Unidos (EE.UU.), Laura Dogu, se despidió de los nicaragüenses con un mensaje de gran amplitud y profundidad .

En el discurso que pronunció este lunes ante la Cámara Americana Nicaragüense de Comercio (AmCham), la señora Dogu dijo que no puede haber normalidad en el país, mientras no haya “un cambio transformador que incluya elecciones libres, la separación de poderes, el estado de derecho y la protección de los derechos humanos de los ciudadanos”.

Esto es lo que reclaman los sectores democráticos de Nicaragua, que son la gran mayoría de los nicaragüenses como se ha demostrado en los últimos meses, pero también es lo que demanda la comunidad internacional, incluyendo a los EE.UU., porque la libertad, la democracia y los derechos humanos son compromisos básicos universales que deben ser respetados por todos los Estados.

La embajadora estadounidense dijo en su discurso que se podría argumentar que en el pasado EE.UU. “también fue parte del problema” de Nicaragua, pero esta vez es diferente: “La Casa Blanca ha dicho que Estados Unidos está con el pueblo de Nicaragua, incluidos los miembros ‘del partido sandinista que están pidiendo reformas democráticas y el fin de la violencia’”, precisó la señora Dogu.

La diplomática explicó que el Gobierno de los EE.UU. ha estado dispuesto “a trabajar con miembros del partido sandinista” y “con aquellos que buscan una reforma democrática”, con la comprensión de que los nicaragüenses “son la verdadera clave para construir el futuro de Nicaragua, pero debe ser diferente a los ciclos históricos del pasado. El modelo de caudillo debe terminar ahora, y el poder y las oportunidades deben compartirse con todos”, sentenció la funcionaria norteamericana.

Dogu reiteró el respaldo del gobierno de los EE.UU. al diálogo y la negociación política para resolver la crisis actual de Nicaragua. Pero precisó que “una negociación exitosa requiere de dos partes dispuestas a negociar de buena fe y hasta ahora solo ha habido una parte dispuesta a negociar. El problema —dijo— no es la estructura del proceso, sino la falta de buena fe por parte del Gobierno”, refutando de esa manera a quienes han culpado a los obispos y los miembros de la Alianza Cívica por el fracaso del diálogo, omitiendo que esto se debe únicamente a la intransigencia de Daniel Ortega.

“En lugar de comprometerse a tomar medidas sólidas que puedan restaurar la confianza y permitir que los nicaragüenses trabajen por un futuro próspero —precisó la señora Dogu— el presidente Ortega trabaja solo para proteger a los suyos”. No obstante la embajadora de los EE.UU. se despidió de los nicaragüenses con un mensaje de esperanza, haciendo suyas las palabras del secretario de Estado Mike Pompeo: “Espero el regreso de su hermoso país a la paz, la libertad y la democracia”.

Nosotros, por nuestra parte, esperamos que la señora Laura Dogu pueda volver pronto a una Nicaragua en paz, libre y democrática.

La entrada El mensaje de la embajadora Dogu aparece primero en La Prensa.

Leer en La Prensa

Be the first to comment

Leave a Reply