El régimen corta el internet a la madre cubana que se hizo viral por pedir un trato digno del Gobierno

El régimen cubano quitó el servicio de internet a la madre cubana Amelia Calzadilla, quien se hizo viral en las redes sociales cubanas tras denunciar las penurias que sufre para mantener a sus tres hijos y exigir un trato digno a los cubanos por parte del Gobierno, al que pidió que renuncie.

El reclamo de Calzadilla ha provocado una oleada de apoyos y adhesiones de madres y padres cubanos y su directa se ha compartido cientos de veces. Asimismo, en Twitter se ha expandido el uso de la etiqueta #TodosSomosAmelia y #YoTambienSoyAmeliaCalzadilla.

En respuesta, contó la joven en diálogo con la activista cubana Saily González Velázquez, recibió la “visita” de tres personas enviadas por las autoridades “que la interrogaron sobre lo que dijo. La represalia por el momento ha sido solo el corte a su internet”, denunció Velázquez en Twitter.

⚠️⚠️Otra madre cubana rompe el silencio… su hija con autismo le pide pan y no tiene para darle, esta es la Cuba real que tanto se empeñan en esconder.#TodosSomosAmelia pic.twitter.com/XG3jJoaWgS

— Mag Jorge Castro🇨🇺 (@mjorgec1994) June 10, 2022

En la conversación telefónica con la activista, difundida por la página Todo Cuba, Amelia dijo estar “sumamente agradecida con todas las personas que de una forma u otra han empatizado o solidarizado con mi problema (…) y con todas las personas que se han acercado para brindarme algo económico, aunque se lo haya rechazado. (…) A mi nadie me está pagando ni dando nada”.

Confesó que el interés que su denuncia provocó había generado en sus hijos pequeños algo de ansiedad, por lo que se concentró en ellos, y confirmó que “cuando llegué a casa de mis suegros no tenía intertet y actualmente no tengo internet”.

“Esto lo veo poco inteligente, porque si las personas están preguntando dónde yo estoy, el estado de opinión que se puede generalizar es que me sucedió algo y hasta ahora no me sucedió nada”, indicó.

Sobre las madres que se han solidarizado con su postura, “les mando un saludo tan grande (…) Para todas esas personas que no me han dejado sentir sola y que no han dejado por un momento que me arrepienta de decir cómo me siento, les tengo que dar un millón de gracias. (…) Caballero, digan su verdad, sean honestos con ustedes mismos para que lo puedan ser con los demás”, subrayó.

En cambio, las redes oficialistas también se movilizaron contra la madre. El perfil de Twitter Barricade Cuba, donde confluyen perfiles anónimos que apoyan al régimen, arremetió en su contra señalando cómo en su directa se veían presuntamente “lámparas de lujo en todos los cuartos, aparadores caros de las tiendas MLC. (…) ¿De qué pobreza habla Amelia? ¿Qué descaro es éste?”

Esa habitual táctica de descrédito que utiliza el régimen y sus voceros contras sus críticos provocó que, en respuesta, el perfil Chungo Papel le respondiera en el foro de la publicación: “Y al final el comunismo era esto, ir contra el pobre porque no es miserable y contra el miserable porque no dice gracias…”

El humorista cubano Ulises Toirac se limitó a comentar en su muro de Facebook: “A quien pueda interesar: Amelia Calzadilla no es el enemigo. ‘La entrego viva'”, indicó, en alerta ante cualquier represalia que pudiera sufrir.



Leer en Diario de Cuba