El régimen detiene al periodista independiente Rudy Cabrera tras un registro de más de diez horas

Rudy Cabrera. (CUBANET/FACEBOOK)

El periodista independiente Rudy Cabrera fue detenido el domingo por la Seguridad del Estado y permanecía este lunes en la Cuarta Unidad de la Policía de La Habana, tras un registro efectuado en su casa ubicada en Puiera 229, en Calzada del Cerro y Santa Catalina, informó Cubanet, medio para el que escribe.

“Llegaron a las nueve de la mañana y realizaron un registro minucioso en su cuarto”, dijo la madre de Cabrera vía telefónica, y agregó que el operativo en el que participaron varios policías y oficiales del DSE (Departamento de la Seguridad del Estado), culminó a la 1:00pm.

El registro y posterior detención del comunicador fue motivado —según expresó el oficial del DSE a cargo— por “publicar videorreportajes en internet”.

En el registro fueron ocupados dos discos duros externos, una laptop, computadoras de escritorio, impresora y otros utensilios de trabajo de Cabrera.

“El registro fue en la casa completa, pero le dedicaron más tiempo a su cuarto”, declaró la madre, quien expresó sentirse preocupada por la seguridad de su hijo.

Testigos residentes en los alrededores contaron que dos autos policiales, uno civil y varias motos conformaron el despliegue.

El periodista Boris González Arenas, al tanto de los hechos, precisó a DIARIO DE CUBA que el registro a la vivienda se inició a las 2:00am, contraviniendo la ley cubana que dispone un operativo de este tipo de hace a esas horas solo en caso de extrema necesidad.

González Arenas señaló que Cabrera, de origen humilde, vive solo con su madre, una anciana, y está a cargo además de un hermano con problemas psiquiátricos.

“Lo acusan de actividad económica ilícita”, añadió.

#RudyCabrera es un periodista cubano ,reportero del sitio @CubanetNoticias y que lleva 24 horas detenido por hacer periodismo independiente en #Cuba , Exigimos su Libertad Inmediata!! #PressFreedom #LibertadDePrensa pic.twitter.com/wb1kgYZwYb

— Félix Llerena CUBA (@FelixLlerenaCUB) 2 de abril de 2018

El acoso a los periodistas independientes recuerda lo ocurrido en 2003, hace 15 años, cuando 27 informadores fueron a prisión como parte del Grupo de los 75 disidentes condenados a penas de hasta 28 años de cárcel.

Los métodos que está utilizando el régimen en este momento son diferentes, pero apuestan a lo mismo: tratar de frenar la capacidad de medios plurales para contar la realidad de la Isla fuera de los límites oficiales.

Mientras, los instrumentos que llevaron a prisión a los 75 —la Ley Mordaza y el artículo 91 del Código Penal— siguen vigentes como advertencia.

Desde junio de 2017, nueve periodistas de DIARIO DE CUBA han sido blanco en diferentes provincias de algún tipo de represión de la Seguridad del Estado.



Leer en Diario de Cuba

Be the first to comment

Leave a Reply