El Senado de EEUU aprueba una resolución que reclama investigar la muerte de Oswaldo Payá

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EEUU aprobó este martes por unanimidad una resolución honrando al disidente Oswaldo Payá Sardiñas, fallecido en 2012, y reclamando “una investigación imparcial” sobre las circunstancias de su muerte.

“Antes del sexto aniversario de la muerte de Oswaldo Payá, los senadores estadounidenses Dick Durbin (demócrata), Bob Menéndez (demócrata) y Ted Cruz (republicano) aplaudieron la aprobación por parte del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de una resolución bipartidista que honra el legado del disidente cubano y pide una investigación imparcial sobre las circunstancias que rodearon su muerte”, señala el texto.

Los senadores, además, recuerdan que Payá “murió en un sospechoso accidente automovilístico el 22 de julio de 2012. Mientras el régimen de Castro sostiene que su muerte fue un accidente, la familia y el conductor involucrado en el siniestro señalan que otro automóvil los forzó a salir de la carretera. El Gobierno cubano se ha negado rotundamente a permitir una investigación independiente sobre la muerte de uno de sus notables ciudadanos”.

Por su parte, Durbin sostuvo: “Oswaldo Payá fue una voz valiente que luchó por la justicia y la democracia en Cuba. Su muerte fue un golpe trágico para el movimiento disidente en la Isla. Nuestra resolución honra su vida y su legado, y hace un llamado a una investigación transparente e independiente sobre su muerte, ya que es necesaria”.

En los últimos años, Durbin ha pedido a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA) que investigue la muerte de Payá.

“Oswaldo Payá fue un líder transformacional capaz de canalizar las demandas colectivas del pueblo cubano por la libertad y los derechos humanos. Seis años después, su legado continúa fortalecido. Pedimos una investigación completamente independiente debido a las circunstancias sospechosas que rodearon su trágica muerte”, señaló Menéndez.

Cruz, por otra parte, destacó que “aunque el régimen de Castro intentó reprimir su trabajo, su legado continúa sirviendo e inspirando a los cubanos amantes de la libertad. Honramos su memoria, su valiente lucha por la democracia y su compromiso con la libertad”.

Oswaldo Payá Sardiñas, que fundó el Movimiento Cristiano Liberación (MCL) en 1988 para promover la democracia y las libertades civiles a través de la resistencia no violenta en Cuba, falleció en julio de 2012 junto al también disidente cubano Harold Cepero.

Según la versión oficial del régimen, ambos activistas murieron tras impactar contra un árbol el vehículo en el que viajaban y que conducía Ángel Carromero, político conservador español.

Su familia insiste en que su muerte fue un asesinato orquestado por las autoridades de La Habana, lo que fundamenta en un informe de la organización internacional Human Rights Foundation (HRF) que apunta “indicios sólidos” de que el automóvil en el que viajaban Payá y sus acompañantes fue embestido por otro.

La pasada semana el Departamento de Asuntos Penales del Ministerio de Justicia de Cuba se negó a revisar la sentencia emitida en torno al accidente.

Leer en Diario de Cuba