Elecciones con condiciones

La Asamblea Nacional de Venezuela, en la que como se sabe la oposición es mayoritaria, inició esta semana el procedimiento para escoger a los miembros de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE), el órgano superior del poder electoral venezolano que actualmente está integrado por funcionarios sometidos a la dictadura de Nicolás Maduro.

A diferencia de Nicaragua, donde los partidos políticos presentan y nombran en la Asamblea Nacional a sus adeptos como miembros del Consejo Supremo Electoral (CSE), en Venezuela la Constitución establece en su artículo 296 que “el Consejo Nacional Electoral estará integrado por cinco personas no vinculadas a organizaciones con fines políticos; tres de ellos o ellas serán postulados por la sociedad civil, uno o una por las facultades de Ciencias Jurídicas y Políticas de las universidades nacionales, y uno o una por el Poder Ciudadano”.

De manera que estando la Asamblea Nacional de Venezuela controlada por la oposición existe la posibilidad de que se pueda nombrar a personas independientes del Gobierno y los partidos políticos, como miembros del Consejo Nacional Electoral. Y eso es lo que pretende hacer la mayoría parlamentaria a fin de estar listos “para cuando llegue el momento de que se lleven a cabo unas elecciones en el país”, según voceros parlamentarios.

Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y a la vez presidente encargado de Venezuela con el reconocimiento de casi sesenta países, entre ellos las principales democracias del mundo, declaró que “lo único que va a resolver esto (la crisis política del país que está empantanada) es un nuevo CNE electo por el Parlamento nacional como corresponde”.

Sin embargo, el régimen de Nicolás Maduro advirtió inmediatamente que no reconocerá el proceso de nombramiento de nuevos miembros del CNE, porque según él la Asamblea Nacional está en desacato y por lo tanto tiene que ser el Tribunal Supremo de Justicia, que está subordinado a la dictadura, el que nombre a los directivos del poder electoral.

Por otra parte, la decisión de la Asamblea Nacional de iniciar el procedimiento constitucional para el nombramiento de los nuevos miembros del CNE, ha sido interpretada por algunos miembros de la oposición como una señal de que Juan Guaidó y los partidos que lo respaldan, estarían anuentes a participar en unas elecciones con Nicolás Maduro en el poder —quien controla la mayoría de los poderes públicos—, y sin garantías electorales, políticas y legales, para que se pueda expresar y ser respetada la voluntad democrática de la mayoría de los ciudadanos venezolanos.

En realidad, aunque en política cualquier cosa puede pasar, cuesta creer que el presidente Juan Guaidó y los partidos políticos que controlan la Asamblea Nacional, aceptarían participar en unas elecciones sin garantías de limpieza y de respeto al voto popular.

En ese aspecto la situación de Venezuela es muy parecida a la de Nicaragua. Las elecciones son o pueden ser el camino para salir de la dictadura, pero siempre y cuando sean libres, limpias, competitivas y con la garantía de una adecuada supervisión internacional.

La entrada Elecciones con condiciones aparece primero en La Prensa.

Leer en La Prensa

Be the first to comment