Entrenador cubano quiere ver a Miami convertida en una Meca del Boxeo

Impenetrable y difícil, la plaza de Miami ha sido muy complicada para las empresas promotoras de pugilismo profesional, pero Mundo Boxing espera convertirla en su cuartel general y realizar una serie de carteleras en un futuro muy cercano.

Capitaneada por el profesor Pedro Díaz, la entidad tiene prevista una velada el 31 de agosto en West Palm Beach junto a AT Eventos y Promotions, como preludio de lo que podría suceder en la Capital del Sol antes de fines del 2018.

“Vamos a contar con tres combates donde estarán disputándose títulos y esperamos que el público disfrute el buen boxeo que vamos a ofrecer’‘, apuntó el técnico cubano. “Muchos de los boxeadores serán de nuestra escuadra, pero también de otros promotores de la región y el país. Nosotros queremos sumar y ayudar’‘.

Con un par de carteleras en México, Mundo Boxing y AT Promotions buscan convertir a Miami en un punto de referencia a nivel internacional y se están estableciendo contactos en Europa que permitan intercambios provechosos.

Díaz partió este martes a Rusia para estar en la Final de la Súper Serie de Boxeo entre Oleksandr Usyk y Murat Gassiev, además de presentar un boxeador suyo, el bielorruso Iván Baranchyk, quien estará en la segunda edición del torneo.

En estos momentos el establo de Mundo Boxing lo integran una docena de boxeadores de las antiguas Repúblicas Soviéticas, Colombia, Australia, Cuba y Argentina, muchos de ellos en buenos puestos del ranking.

“La cifra de nuestros boxeadores no es lo importante, sino la calidad y la disciplina’‘, agregó Díaz. “Nosotros somos muy exigentes y esperamos buenos resultados. Esa es la base de nuestro equipo de trabajo’‘.

Por el momento, Díaz no quiere revelar mucho sobre el estado de las negociaciones, pero se siente muy optimista de que logrará firmar carteleras en Miami al menos por un año y se están contemplando varios lugares para la sede.

Sobre todas las cosas, Díaz está convencido de que puede fundar un espectáculo duradero y atractivo en esta misma ciudad donde han fracasado tantos otros.

“Nuestro objetivo final es traer boxeo de calidad a nuestra comunidad’‘, apuntó el entrenador que dirigido entre otros a Miguel Cotto y Guillermo Rigondeaux. “Los más favorecidos con nuestros esfuerzos deben ser los fanáticos que nos apoyan’‘.

Leer en El Nuevo Herald

Be the first to comment

Leave a Reply