Global Air, una historia turbia tras la empresa propietaria del avión estrellado en Cuba

Bomberos actúan sobre el avión incendiado. (GRANMA)

A Global Air, propietaria del avión accidentado el viernes en La Habana y que opera actualmente en México con la razón social Aerolíneas Damojh SA, ya le había sido cancelado en el pasado un contrato de operación de vuelos internos en Cuba por “incumplimientos reiterados de sus obligaciones”, recogió este viernes el sitio de noticias Infobae.com.

Global Air opera desde 1990 en México, de acuerdo con información oficial de la empresa y de la Dirección General de Aeronáutica Civil de México (DGAC). Se constituyó en Guadalajara, pero desde hace cuatro años opera en el aeropuerto local de la ciudad de Celaya, en Guanajuato, y tiene oficinas en la colonia Obrera de la Ciudad de México.

La empresa no ha dado información hasta ahora sobre la catástrofe ocurrida en Cuba y su página de internet no está actualizada. En los teléfonos de contacto que aparecen en distintos directorios online de servicios de aerolíneas nadie contesta o son domicilios particulares.

El viernes, tras el accidente, cambió su información en redes sociales, tanto dirección como número de teléfono. No obstante, en comunicación con la agencia española EFE, “fuentes de la compañía” confirmaron ser propietarios de la aeronave que cayó en La Habana.

Según informó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México el viernes, Global Air superó hace seis meses, en noviembre de 2017, la revisión técnica realizada cada año por la Dirección General de Aeronáutica Civil de México.

La aerolínea fue sometida al “Programa Anual de Verificaciones Técnico Administrativas Mayores” entre los días 21 y 24 de noviembre.

La misma secretaría reveló la ficha técnica de la aeronave, que indica que fue fabricada en 1979, por lo que llevaba casi 40 años en explotación.

Según la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés), la edad media de las flotas se sitúa en 11,3 años, aunque las renovaciones de aparatos responden principalmente a la modernización de las compañías y a buscar el ahorro de combustible. Muchos de los aviones utilizados inicialmente para el traslado de pasajeros son luego destinados al transporte de carga.

Historia

Global Air es una de las empresas de servicios de vuelos Chárter que más tiempo lleva operando en México. De hecho, fue la única que sobrevivió al Gobierno de Vicente Fox, de acuerdo con el Instituto de Investigaciones Jurídico-Aeronáuticas.

Esta organización asegura que, de las seis empresas de flete que operaban con Fox, solo sobrevivió Damojh.

De acuerdo con información del International Airline Industry Directories, además del español Manuel Rodríguez Campo que funge como presidente, aparecen los nombres de Raúl Martínez Páez como director operativo y Robert Álvarez como director de finanzas.

Rodríguez Campo ha figurado también como socio mayoritario de otras firmas de transporte aéreo en América Latina. Entre ellas, la compañía Sudamericana de Aviación Sudaeroecuador, SA, que se constituyó en julio de 2012.

A esa empresa en 2015 le fue embargado un avión Boeing 737-500 en Ecuador, por adeudar alrededor de 90.000 dólares en sueldos y beneficios de ley a sus empleados, según trascendió en la prensa ecuatoriana en aquel momento.

Actualmente, Global Air tiene entre sus principales clientes a reconocidos equipos de fútbol mexicano, empresas y agencias de viajes, señala por su parte el diario AM de Guanajuato.

Hasta 2011 su base principal de mantenimiento se encontraba en el aeropuerto de la Ciudad de México, “pero la ubicación geográfica y las facilidades económicas hicieron que la empresa, ese mismo año, decidiera instalarse en Celaya”, dice la nota.

En esa ciudad cuentan con oficinas y dos hangares con espacio para cuatro aeronaves.

La aerolínea viaja a la ciudad de México, Ciudad Juárez, Querétaro, Puerto Escondido, Puerto Peñasco, Tijuana, Cancún, Toluca y Kaua –el aeropuerto del destino turístico de Chichén Itzá–.

También vuela internacionalmente a La Habana y a La Plata y Mendoza, en Argentina, a Venezuela, algunas islas del Caribe, Chile y Bogotá.

Leer en Diario de Cuba

Be the first to comment

Leave a Reply