Gobiernos de Latinoamérica condenan la decisión de Caracas de dejar sin competencias al Parlamento

Varios gobiernos latinoamericanos expresaron el jueves su preocupación tras la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela de asumir las competencias del Legislativo, de mayoría opositora.

La medida del Gobierno de Caracas fue calificada por Luis Almagro como un “autogolpe”.

“Aquello que hemos advertido lamentablemente se ha concretado”, sentenció el secretario general de la OEA en un comunicado citado por EFE.

“Las dos sentencias del TSJ de despojar de las inmunidades parlamentarias a los diputados de la Asamblea Nacional y de asumir el Poder Legislativo en forma completamente inconstitucional son los últimos golpes con que el régimen subvierte el orden constitucional del país y termina con la democracia”, agregó el Almagro.

También la Unión Europea solicitó un “calendario electoral claro” en Venezuela y respeto a “la Asamblea Nacional y a todos sus miembros”.

El canciller mexicano, Luis Videgaray, aseguró en Bogotá que su Gobierno está preocupado por lo que considera un “deterioro del orden democrático” del país bajo el régimen chavista. El diplomático envió su mensaje luego de una reunión con su homóloga colombiana, María Ángela Holguín, según publicó Infobae.

“El gobierno brasileño repudia la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Venezuela que retiró de la Asamblea Nacional sus prerrogativas, en una clara ruptura del orden constitucional”, condenó por su parte el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

A su vez, el Gobierno de Chile expresó su “más alta preocupación” por la decisión de la Corte Suprema. “Esta situación nos lleva a consultar con los países amigos cómo proceder de ahora en adelante”, agregó el canciller Heraldo Muñoz, quien también reafirmó lo expresado por 20 países durante una sesión en la OEA en la que pidieron pasos concretos en el organismo para lograr un mayor diálogo y que el país salga de la crisis.

El jefe de la diplomacia chilena señaló que lo que su país quiere “es un entendimiento en Venezuela, que los propios venezolanos resuelvan sus asuntos. Pero claramente esto va en la dirección opuesta”.

Más temprano, la Cancillería de Perú anunció el retiro “definitivo” de su embajador en Venezuela. “Es inaceptable lo que ocurre”, exclamó el presidente Pedro Pablo Kuczynski, quien condenó la “ruptura de la democracia” en el país.

Consultada por EFE, una fuente del Ministerio de Exteriores declinó precisar si la retirada del embajador implica la quiebra total de relaciones diplomáticas.

Esta misma semana, 20 países de los 35 Estados miembros de la OEA consensuaron una declaración conjunta en la que se comprometieron a concretar una hoja de ruta “en el menor plazo posible” para “apoyar el funcionamiento a la democracia y el respeto al Estado de Derecho” en Venezuela.

El texto aprobado es el cimiento para una resolución que se preparará en “los próximos días” y fijará “el mecanismo” con el que la OEA dará seguimiento a la situación en Venezuela, según explicó a los periodistas el embajador mexicano en la organización, Luis Alfonso de Alba.

Leer en Diario de Cuba