Gorki Águila denuncia amenazas de la policía política del régimen

Gorki Águila (Archivo)

MIAMI, Estados Unidos. – Desde su cuenta en Facebook, el músico y opositor cubano Gorki Águila ha ofrecido detalles del interrogatorio a que fuese sometido hace apenas unas horas por agentes de la policía política del régimen.

Sin abandonar la ironía que lo caracteriza a la hora de describir las torpezas, excesos y alardes de los represores, el líder de la banda Porno pa Ricardo, denunció las amenazas que recibiera por continuar realizando su labor como artista y por criticar abiertamente a la dictadura.

“Se acabó la impunidad contigo”, le han advertido durante el interrogatorio al que fuera citado días antes, además de prohibirle continuar haciendo el programa “Cambio de bola”, de lo contrario tendrá que pagar multas de dos mil pesos cada vez que grabe uno nuevo e incluso continuarán impidiéndole salir del país, un castigo “suave” que el régimen ha estado usando contra opositores y periodistas independiente, aunque el incremento de los actos de represión, incluso las golpizas y amenazas más severas, en los últimos tres meses indican que posiblemente estemos en los inicios de otra “Primavera negra”.

Por ejemplo, la semana anterior, la curadora Claudia Genlui, del Movimiento San Isidro, recibió una paliza solo por protestar y grabar con el celular el momento del arresto arbitrario de Luis Manuel Otero Alcántara. Marthadela Tamayo, activista por los derechos de la mujer, fue amenazada por el policía que la interrogó que incluso usó frases que, de acuerdo con el argot popular cubano, pudieran ser consideradas muy intimidatorias, como esa de “LOS VAMOS A LLEVAR POR LOS PIES”, que muchos pudieran entender como la advertencia de un matón. Palabras que hizo extensivas a todos los grupos opositores.

“Muy temerosos que les introdujeran una cámara o algún dispositivo que grabara sus amenazas violatorias de derechos me desnudaron buscando aparatos y me quitaron hasta los espejuelos dejándome buen tiempo viendo totalmente nublado aparte de tomarme huellas digitales para según ellos actualizar mi perfil criminal o de Facebook no sé. Resumen la primavera llegó y sus flores negras abrió”, ha escrito Gorki en su perfil, dejando testimonio de la naturaleza fascista de los métodos empleados por el régimen.

Las agresiones contra activistas, opositores y periodistas con una fuerte presencia en las redes sociales dejan ver que se ha iniciado una ofensiva “ejemplarizante” que  probablemente busque eliminar los focos más visibles de la rebeldía, en medio de un escenario cada vez más difícil debido al aumento del descontento popular.

Por otra parte, están quienes basados en los picos de represión anteriores, advierten que la dictadura pudiera estar preparando encarcelamientos selectivos tal vez con la finalidad de hacerse con algunas “monedas de cambio” para tener “algo que ofrecer” en caso de que la Unión Europea, otro grupo de países u alguna organización internacional prometan alguna ayuda económica en trueque por “un gesto de buena voluntad”, un tipo de negociación a la que el régimen comunista ha apelado en situaciones de crisis económica similares a la actual.

Sin embargo, el descubrimiento de que la dictadura ha estado comprando armamento a España para proveer a las fuerzas de la policía, así como el hecho de que Rusia ha donado a la isla dinero y varios equipos que modernizan la técnica de su aparato represor y el sistema de prisiones pudieran ser una señal de que la dictadura se prepararía para un posible estallido social repentino y que está muy nerviosa e insegura.

Hace unas pocas horas, el artista Luis Manuel Otero Álcantara fue recluido a la espera de un juicio sumario que lo pudiera condenar a varios años de prisión. José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba, está en un calabozo a la espera del veredicto de los jueces en Santiago de Cuba. Roberto de Jesús Quiñones lleva varios meses encerrado en una prisión de Guantánamo por ejercer el periodismo de manera independiente, ejercicios, expresiones artísticas y discrepancias criminalizadas por la dictadura, así como son condenadas absolutamente todas las libertades de expresión, de reunión, de organización, de pensamiento y cualquier conducta que no se pliegue a lo establecido por el Partido Comunista de Cuba.

Leer en Cubanet

Be the first to comment