Hospitalizados turistas rusos que vacacionaban en cayo Santa María

Playa de Cayo Santa María (foto: Creative Commons)

VILLA CLARA, Cuba. – Cuatro ciudadanos de origen ruso que vacacionaban en el Hotel Estrella #2, en el cayo villaclareño de Santa María al norte de esta provincia, fueron remitidos con urgencia el pasado miércoles a esta entidad sanitaria, tras presentar síntomas de serias deshidrataciones corporales, consecuencia de haber tenido vómitos, fiebres y diarreas continuas.

Así lo comunicó de manera anónima a CubaNet un enfermero que trabaja en el área de gastroenterología aislada para extranjeros, donde se atiende  esmeradamente a estos enfermos.

Interrogados trabajadores y enfermos por el agravamiento paulatino del mal, se supo que otros turistas, entre ellos una mujer, comenzaron a tener vómitos repentinos a la hora de ingerir alimentos, imposibilitados de contener la evacuación en lugares públicos.

A otros enfermos que fueron tratados en primera instancia en el centro para urgencias médicas con que cuenta el hotel, se le aplicaron dosis gratis de antibióticos, sueros intravenosos, así como enjuagues gástricos y bucales.

Según esas fuentes, ellos a su vez fueron investigados por agentes de la Seguridad del Estado que se presentaron de inmediato en el balneario avisados por sus representantes allí, así como de una comitiva gubernamental encabezada por el presidente de la firma Gaviota S.A. y demás autoridades del Ministerio del Turismo de Cuba que aún están en el lugar.

Los turistas alegaron “que el agua de beber sabía a mierda” y que se percibía algún “mal olor por casi todos los establecimientos frecuentados por ellos en la instalación”.

Con posterioridad, CubaNet supo que una filtración de aguas residuales de toda el área productiva incluyendo a los albergues, había ido a parar inexplicablemente a la cisterna que contiene la potable.

Se han enviado inmediatamente muestras del agua contaminada para su examen bacteriológico y se ha cerrado el suministro.

Los trabajadores del hotel han manifestado en asambleas y encuentros periódicos con la superioridad del ministerio, que ante la carencia reiterada del agua embotellada Ciego Montero con que se abastecía periódicamente a la instalación, “tienen que emplear agua corriente para preparar los tragos, jugos y refrescos a la hostelería” alertando de antemano sobre “la mala calidad del agua de la llave”.

Santa María cuenta con una planta para el tratamiento y la desalinización del agua de mar, pero sólo para uso higiénico de la zona.

Desde antier el hotel ha tenido que ser reabastecido con camiones cisternas provenientes de otra parte en la provincia.

Leer en Cubanet

Be the first to comment