Informe de derechos humanos de la UE sobre Cuba es un paso de avance en el enfoque europeo sobre la situación en la isla, afirma OCDH

Informe de derechos humanos de la UE sobre Cuba es un paso de avance en el enfoque europeo sobre la situación en la isla, afirma OCDH

Madrid, 18 de junio de 2020

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) calificó este jueves de «paso de avance» el reporte anual de la Unión Europea sobre los derechos fundamentales en Cuba.

El Informe Anual de la Unión Europea sobre Derechos Humanos y Democracia 2019, dado a conocer esta semana, recoge que la libertad de expresión, asociación y reunión en Cuba estuvo «sujeta a importantes restricciones, con informes de numerosas detenciones arbitrarias» y «el encarcelamiento de varios presos de conciencia».

Además, el informe europeo se pronuncia sobre:

-Las restricciones para viajar dentro del país, y al exterior, que sufren activistas y periodistas independientes.

-Los arrestos domiciliarios.

-El Decreto-Ley 370, que ha generado preocupación, porque «podría usarse para restringir los medios independientes».

-Los defensores de votar no o de la abstención a la nueva Constitución, quienes  «fueron excluidos del debate público y desacreditados por el gobierno».

-La nueva Constitución, que conserva el actual sistema socialista de un solo partido.

-La represión contra el líder disidente José Daniel Ferrer.

-La no ratificación por parte de Cuba de las Convenciones Internacionales sobre Derechos Civiles y Políticos, y sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

-La preocupación de relatores de la ONU por las condiciones de trabajo y de vida de los médicos cubanos enviados a misiones en el extranjero.

Un elemento importante es que el informe no cataloga a Cuba como “una democracia de partido único”, como se llegó a plantear en tiempos de Federica Mogherini.

Aunque el informe europeo se pronuncia sobre el supuesto «historial ampliamente positivo en materia de derechos económicos y sociales, particularmente en salud y educación», reconoce que «la cobertura universal se ve erosionada» actualmente.

En este sentido, establece al menos tres causas: «la escasez financiera, las ineficiencias económicas y el impacto del embargo de Estados Unidos…».

«No podemos suscribir lo planteado en ese punto, con respecto al supuesto historial o que el problema actual sea solamente un problema de cobertura. Además, creemos que las causas son más profundas, estructurales y no solamente coyunturales, y tienen que ver con el fracaso generalizado de un sistema que no ha puesto como centro al ser humano y que es ineficiente por naturaleza. Sin embargo, entendemos que el documento europeo marca un punto de inflexión en la visión sobre los derechos sociales en Cuba, anteriormente totalmente idílica y alineada con el discurso oficial  cubano», explicó Alejandro González Raga, director ejecutivo del Observatorio.  

Según el Segundo Informe sobre el Estado de los Derechos Sociales en Cuba, presentado la pasada semana con información recabada en la isla, unos 2,6 millones de hogares cubanos (el 66%) perciben menos de 2.500 pesos cubanos (100 USD) al mes; la mitad de éstos (1,3 millones de familias) viven con menos de 40 USD al mes.

El 46% de las viviendas del país necesita reparación o rehabilitación y el 5% está en peligro de derrumbe.

Para cerca del 70% de la población ha habido momentos sin acceso a algunos alimentos básicos de los que provee el Estado.

Para más del 50% de la población, el “abastecimiento de material médico e insumos hospitalarios” es malo o muy malo, y para el 29% es regular. El 60% califica entre regular y muy mal el “estado de las instalaciones hospitalarias”.

El sistema educativo, considerado una de las conquistas del régimen, recibe una valoración general entre muy mala y regular, a partir de diferentes variables. El 55% califica entre regular y muy mala la calidad de las instalaciones educativas. Un 65% considera que en las escuelas existe adoctrinamiento.

El OCDH considera que el informe de la UE flaquea cuando asegura que «toda la cooperación en Cuba sigue un enfoque basado en los derechos humanos». Esta afirmación no está avalada si tenemos en cuenta la ausencia de reformas en esa materia, seguramente debido a que no se ha previsto, en el marco de la cooperación, la ejecución de compromisos concretos por parte del gobierno cubano.

Igualmente, creemos que aún está pendiente el reconocimiento efectivo y la consecuente integración de la sociedad civil independiente en los mecanismos de diálogo sobre derechos humanos en el marco del Acuerdo UE-Cuba.

Leer en Observa Cuba

Be the first to comment