José Daniel Ferrer cumple 30 días de detención arbitraria

Jose Daniel Ferrer (Foto: Reuters)

SANTIAGO DE CUBA, Cuba. – Hoy cumple 30 días detenido José Daniel Ferrer García, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) junto a tres integrantes de la organización. Fue visto por única y última vez el pasado 3 de octubre, en la Unidad Provincial de Instrucción Penal ubicada en Santiago de Cuba. Desde entonces, nadie ha podido verlo más.

El proceso en contra de Ferrer ha estado marcado por un conjunto de hechos arbitrarios e irregulares entre los que destacan su detención durante un allanamiento realizado por fuerzas combinadas del Ministerio del Interior (MININT) a las tres viviendas que conforman la sede principal de UNPACU en Santiago de Cuba.

Durante el operativo, las autoridades no presentaron orden de registro, los testigos eran parte del mismo cuerpo policial y usaron la violencia. Tampoco hubo orden de detención contra Ferrer ni los demás activistas que ese día fueron arrestados.

Por otra parte, le mantuvieron incomunicado los tres primeros días, y cuando le permitieron la visita, fue por solo diez minutos y en presencia de un oficial. A partir de ese momento, las autoridades involucradas en el caso, comenzaron a negar las visitas correspondientes, los documentos oficiales así como el paradero exacto de los detenidos. Por esos días, la organización denunció que varios vecinos y activistas les habían confirmado que agentes del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE) intentaron presionarlos para que rindiesen falsos testimonios.

Al respecto, Carlos Amel Oliva Torres, líder juvenil y portavoz de UNPACU, señaló a CubaNet: “El conjunto de arbitrariedades cometidas contra estos activistas hizo pertinente la presentación ante el Tribunal Provincial de Santiago de Cuba de Habeas Corpus a favor de los cuatro. Pero estos recursos fueron rechazados en menos de 24 horas y con argumentos que hacen evidente la parcialización del Tribunal en este proceso. El fallo del Tribunal fue apelado, pero según la institución tiene un mes para responder y hasta ahora no se ha pronunciado. La falta de un Estado de Derecho en Cuba impide que jueces, fiscales y abogados puedan realizar su trabajo con autonomía, y este caso lo dirige la policía política, según ellos mismos nos han afirmado.”

Carlos Amel asegura que acuden a los mecanismos legales de apelación solo para demostrar que el régimen cubano viola sus propias leyes, y para dejarle sin justificación, ante cualquier condena de organismos internacionales.

Ante esta situación, el pasado 25 de octubre, Nelva Ortega Tamayo, esposa de José Daniel Ferrer, acompañada de su hijo de cuatro meses de nacido y dos de los hijos de Ferrer, Fátima y José Daniel, que aún son menores de edad, protagonizaron una protesta en el Parque Céspedes, ubicado en una de las arterias principales de Santiago de Cuba. Allí, con carteles en las manos, comenzaron a clamar fe de vida y libertad inmediata para el líder opositor y los otros tres activistas. Los cuatro, fueron detenidos por agentes uniformados y civiles, y conducidos a la Segunda Unidad Policial ‘El Palacete’ donde les mantuvieron por más de cinco horas.

(Foto: Cortesía de la autora)

Cartel usado en la protesta (Foto: Cortesía de la autora)

Cartel usado en la protesta (Foto: Cortesía de la autora)

Sobre el caso, Ortega comentó: “ya hoy son 30 días, y hace 27 no sabemos nada de mi esposo. Yo no sé si está mal, si está enfermo, si está muerto. No entiendo por qué no me dejan verlo, algo grave está sucediendo, estoy segura”.

La esposa cuenta que la penúltima detención de su esposo ocurrió el día 8 de septiembre, durante la marcha de los girasoles, y antes de ser puesto en libertad, varios oficiales le propinaron una brutal golpiza que fue grabada por las mismas autoridades. Luego, Ferrer estuvo casi una semana alimentándose a través de un absorbente porque varios de los golpes fueron en la misma garganta.

“Ya hemos hecho todo según la ley, presentamos Habeas Corpus, apelamos la decisión del Tribunal y nadie me da una respuesta. No sabemos de qué se le acusa. Fiscalía no ha emitido documento alguno, todo ha sido un proceso arbitrario, una maniobra de la policía política”, lamentó.

Con respecto a la manifestación dijo: “por eso realizamos la protesta, que es nuestro derecho universalmente reconocido, para que muestren una prueba de vida o que los liberen porque están presos injustamente”.

La mujer aclara, además: “lo hicimos como familia, más que como activistas, pero la dictadura no respeta ni siquiera sentimientos tan naturales como el amor de un hijo hacia su padre o de una esposa hacia su esposo”.

Por último, Ortega agradeció la solidaridad con el caso de José Daniel Ferrer.

“Pese al dolor y la preocupación que supone no saber de José Daniel, debo decir que no me he sentido sola ni un solo segundo. Ahí han estado todos mis hermanos de UNPACU trabajando fuertemente por la liberación de José Daniel, Fernando, Pupo y Roilán. Y también agradezco a todos los artistas, escritores, periodistas, instituciones, personalidades y gobiernos por sus pronunciamientos.”

El pasado 29 de octubre, el Comité Contra las Desapariciones Forzosas de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para Derechos Humanos activó el procedimiento de acción urgente mostrando preocupación por Ferrer y ha solicitado al Estado cubano buscarle y localizarle.

José Daniel Ferrer junto a niños santiagueros (Foto: Cortesía de la autora)

José Daniel Ferrer junto a niños y jóvenes santiagueros (Foto: Cortesía de la autora)

La respuesta fue enviada a Javier Larrondo, director de Cuban Prisoners Defenders, quien dijo a Cubanet: “Cuba es firmante y ha ratificado el Convenio de las Desapariciones Forzadas, por tanto,   está obligada a seguir el mandato que en esta carta se le explicita, y no es una carta de cortesía sino que tiene que seguirlo tal cual. Cuba tiene ahora mismo un problema diplomático en marcha de primera magnitud con la organización de las Naciones Unidas como consecuencia de la cantidad de atropellos contra José Daniel Ferrer y sus compañeros”, aseguró.

La Organización de Estados Americanos (OEA) y el Gobierno de Estados Unidos también han exigido la liberación de Ferrer García. Amnistía Internacional (AI) también se ha pronunciado a su favor. Senadores y congresistas norteamericanos, así como europarlamentarios, piden su inmediata excarcelación.

Asimismo, artistas e influencers cubanos iniciaron una campaña en redes sociales, donde exigen fe de vida del líder del mayor grupo opositor de la isla, entre ellos destaca el cantautor Willy Chirino, los actores Roberto San Martín y Alberto Pujol, entre otros.

Los líderes de UNPACU aseguran estar en presencia de una gran oleada represiva. Según afirman, han registrado en lo que va de año alrededor de cuatro decenas de allanamientos contra viviendas de activistas y familiares. También han contabilizado al menos 400 detenciones arbitrarias contra sus miembros, y más de un centenar de multas impuestas por el activismo pacífico que realizan.

Para finalizar, sobre el estado actual del grupo opositor, Carlos Amel Oliva nos dijo: “la organización ha continuado su trabajo. Durante estos ocho años José Daniel Ferrer se ha encargado de crear un equipo de coordinación, que funcione, que sea capaz de tomar decisiones correctas bajo cualquier circunstancia y que no se frene ante la represión, por cruda que sea. Él dedicó mucho tiempo a enseñarnos a luchar y nuestra continuidad, pese a su encarcelamiento, es el resultado de su efectivo trabajo (…) las acciones a favor de su libertad han sido sistemáticas y así continuará siendo hasta que se sea liberado”.

Leer en Cubanet

Be the first to comment