La fiscalía pide que la Corte reabra la causa contra Cristina Kirchner por usar aviones oficiales para llevar sus muebles al Sur

El fiscal ante la Cámara de Casación Penal Raúl Pleé presentó un recurso extraordinario para que la Corte Suprema de Justicia revoque el fallo que hace dos semanas anuló la confirmación de un procesamiento de Cristina Kirchner y la causa siga su curso hacia el juicio oral. Es el expediente en el que la vicepresidenta está acusada de haber utilizado, cuando era presidenta, aviones oficiales para llevar muebles para sus hoteles en la Patagonia.

El recurso extraordinario de Pleé busca revertir una sentencia de la Sala II de la Cámara de Casación, firmada por los jueces Alejandro Slokar y Carlos Mahiques, con la disidencia de su colega Guillermo Yacobucci. Los jueces, además de anular el fallo contra la vicepresidenta, reenviaron el caso a la Cámara Federal para que dictara uno nuevo; es decir, para que determinara si, tras esta decisión, confirma el procesamiento dictado en primera instancia o lo revoca.

Es inusual que la confirmación de un procesamiento sea revisada en la Cámara de Casación, máximo tribunal penal, que solo interviene en casos de sentencias definitivas o asimilables a definitivas. De hecho, el juez Yacobucci rechazó el recurso por entender que esta no era una sentencia definitiva.

Sin embargo, los jueces Slokar y Mahiques entendieron que correspondía anular la confirmación del procesamiento porque consideraron que el juez que investigó el caso, el fallecido Claudio Bonadio, actuó cuando no debía hacerlo, sin apartarse de esta causa, violando el principio de juez natural y sin la debida imparcialidad.

Raúl PleéArchivo

Los jueces no cuestionaron las evidencias reunidas en esta causa, donde los testimonios describen cómo se hizo el envío de muebles a El Calafate para los hoteles de la familia presidencial. Con esas evidencias, la Cámara Federal había confirmado el procesamiento dictado por Bonadio.

El fiscal Pleé, en su recurso contra el fallo de Casación, dijo que no hay ninguna norma que impida que un juez investigue una denuncia iniciada por sí mismo, si después le llegó por sorteo.

“El ordenamiento jurídico no prohíbe que sea el juez que ordenó la formación de la causa a través de la extracción de testimonios, el que intervenga como director de la instrucción”, escribió el fiscal.

Pleé criticó además la sentencia de la Casación porque dijo que no tiene una “unidad lógico-jurídica”, ya que uno de los jueces (Slokar) se pronunció por anular el fallo y el otro (Mahiques) indicó que se debía dictar un nuevo fallo según lo decidido por el tribunal.

El fiscal ante la Casación dijo que el caso tiene el avance necesario como para ser elevado a juicio oral y destacó que ya pasó la etapa en la que se podría haber pedido la nulidad de lo actuado por Bonadio por falta de parcialidad (hay que hacerlo en la primera oportunidad procesal). Pleé afirmó que esa etapa estaba precluida.

“Ello impone la necesidad de que sea dejada sin efecto una sentencia que posee un fundamento aparente, apoyada, como se ha dicho, en afirmaciones meramente dogmáticas y en inferencias sin sostén alguno”, dijo Pleé del fallo de la Casación. Y agregó que quedó “en evidencia” que se trata del “producto de la exclusiva voluntad de los jueces”.

Para justificar la intervención de la Corte, el fiscal se apoyó en el voto del juez Slokar. “Suscita cuestión federal bastante, pues involucra la interpretación de la garantía de la imparcialidad del juzgador [Bonadio]”, dijo.

Originalmente, Cristina Kirchner estaba acusada de haberse hecho llevar muebles para sus hoteles y también diarios, pero los jueces de la Cámara solo mantuvieron el procesamiento por los muebles, con el argumento de que el envío de diarios estaba relacionado con el ejercicio de sus funciones como presidenta.

Esta causa es un desprendimiento del caso de “los cuadernos de las coimas”, pues allí surgieron testimonios que revelaron que Cristina Kirchner ordenaba que se trasladaran en avión hasta El Calafate los diarios, los resúmenes de prensa y también muebles.

Los jueces de la Cámara Federal confirmaron el procesamiento de Cristina Kirchner por peculado, por el traslado de los muebles, y revocaron el procesamiento de Oscar Parrilli, a quien le dictaron falta de mérito.

Uno de los pilotos, Luis Bustos, testificó: “Teníamos un vuelo que le decíamos ‘el diariero’ porque volábamos los fines de semana –sábado, domingos y feriados– y en general solo trasladábamos los diarios, despegando generalmente a las 6 de la mañana desde Aeroparque”.

José Alberto Luna, mecánico del Tango 01, recordó un vuelo en el que llevaron “muebles, televisores y rollos de cable violeta que se usan para enterrar, subterráneos, y equipamientos varios” y señaló: “Todo eso fue a El Calafate y creo que eran para el hotel de la Presidenta”.

Otro testigo, Gabriel Omar Falaschi, recordó un traslado de una mesa de vidrio que se rompió al ser manipulada. El comisario de abordo Angel Heit habló de que la ropa blanca que se trasladaba era “para un hotel, por la cantidad”. Otro piloto recordó que una vez llevaron en la bodega una motocicleta para el hijo de Ricardo Barreiro, el jardinero de los Kirchner. Declaró también el piloto Sergio “El Potro” Velázquez en el mismo sentido.

Leer en La Nación