La Seguridad del Estado dice que tiene ‘suficientes cargos’ para acusar al periodista de DDC Osmel Ramírez

La Seguridad del Estado mantiene detenido e incomunicado al periodista independiente Osmel Ramírez Álvarez y solo podrá recibir la visita de su familia el viernes, cuando las autoridades “decidirán qué hacer” con su caso.

“Fue terrible. No nos lo dejaron ver, lo mantienen incomunicado. Nos atendió otro oficial, no el instructor del caso de Osmel. El jefe de la unidad y otra mujer más nos dieron una charla de más de tres horas”, informó a DIARIO DE CUBA su esposa, Idalia Torres Carballosa, quien fue interrogada el lunes en la unidad conocida como Pedernales, junto a su suegro.

“Lo que más les preocupa y en lo que más insistieron fue en los escritos de Osmel”, que calificaron de “delitos a la Seguridad del Estado, de contrarrevolución, y ‘a esta revolución no la tumba nadie’, aseguraron”, señaló Torres Carballosa.

“Me insistieron que el tiempo que estará ahí dependía de él, ellos dicen que él se niega a todo y que sigue con sus fuertes ideas. ‘Mientras él no cambie, no va salir’, me advirtieron”.

Ramírez Álvarez, quien es además productor de tabaco, fue detenido en su casa el viernes tras un registro de varias horas en el cual participaron varios agentes y que fue grabado en vídeo por una oficial.

Las autoridades confiscaron su computadora, un disco duro, un teléfono y varias memorias.

“Después de siete días van a decidir qué hacen con él, y barajan la posibilidad de mantenerlo en prisión. ‘No sabemos qué pueda pasar después cuando caiga en una cárcel’, así me dijeron, y que estaba en manos de sus familiares ver qué pueden hacer por él, para que lo ayuden, para que desista de lo que él cree”, declaró Torres Carballosa.

“El séptimo día lo podremos ver antes de decidir qué harán con él. El viernes temprano en la mañana nos lo van a dejar ver un momentico, que nos van a permitir llevarle aseo personal y una merienda solamente, nada de almuerzo”, precisó.

“Nos echaron en cara que todavía no lo quieren acusar, pero que tienen los suficientes cargos para hacerlo”, lamentó.

“Me dijeron que todas esas cuestiones que recoge en sus artículos Osmel son problemas del ‘bloqueo’ y que es por el ‘bloqueo’ que estamos así”, dijo.

“Me advirtieron que saben todo lo que yo escribo, todo lo que hablo, lo que mando a cualquiera y se sube a las redes. Dijeron que contra mí hay un cargo por ser partícipe, colaboradora, cómplice de él”, denunció.

Según la esposa de Ramírez Álvarez, la Seguridad del Estado le hizo firmar un documento con advertencias de “los peligros” en los que podría caer el periodista y ella misma.

“Mi suegro está totalmente desesperado, quiere que Osmel renuncie a escribir, presionándome para que lo convenza de hacerlo. A él solito le dedicaron un buen rato. Yo lo veo vencido”, lamentó.

Sin embargo, “yo tengo mucho coraje y no me voy a dejar intimidar. No lo voy a dejar abandonado en esto, para nada”, concluyó.

Osmel Ramírez Álvarez, quien escribe también para Havana Times, ha reportado para DIARIO DE CUBA sobre los abusos de la estatal Cubatabaco contra los vegueros de su localidad. Asimismo, ha informado sobre las violaciones de la Ley Electoral y la Constitución cometidas por las autoridades de Mayarí para impedir que un candidato independiente se presentara a las Asambleas de Nominación.

En agosto pasado, el periodista fue amenazado con la cárcel por su trabajo para DIARIO DE CUBA. En ese momento, la Seguridad del Estado incluso presionó a sus familiares.

Varios periodistas de DIARIO DE CUBA han sufrido detenciones, amenazas en los últimos meses. Entre ellos, Manuel Alejandro León, de Guantánamo; Maykel González Vivero, de Villa Clara, y Frank Correa, de La Habana. Asimismo, las autoridades han impedido viajar al exterior a Joan Manuel Núñez Yusimí Rodríguez.

Leer en Diario de Cuba