La Seguridad del Estado exhibe sus 'métodos' y algunos cubanos los copian para 'castigar'

San Germán, Holguín. (R. GOMEZ / YOUTUBE)

Los actos vandálicos en viviendas se han incrementado en los últimos meses en San Germán, Holguín. Aunque estos incidentes eran comunes en las casas de opositores al Gobierno, ahora se han extendido y afectan a varios pobladores.

El vandalismo cometido contra las viviendas de defensores de derechos humanos era ordenado y planificado por el Departamento de Seguridad del Estado. Ahora, sus métodos parecen haber sido copiados para agredir a otros ciudadanos, con distintos motivos y perpetradores no identificados.

En el reparto Los Policías, la vivienda del administrador de la industria azucarera Lázaro Rodríguez Wilby fue embarrada con petróleo pesado (chapapote).

“Eso lo hicieron porque al terminar la zafra el hombre no dejó que los obreros cogieran miel para alimento animal”, asegura un vecino que pidió mantenerse en el anonimato. “En otros años lo autorizaban, pero esta vez trajeron hasta la Brigada Especial y perros”.

Según este hombre, hicieron lo mismo con la casa de uno de los jefes del Cuerpo de Vigilancia y Protección.

“En ninguno de los dos casos la Policía ha encontrado al que lo hizo, así que en cualquier momento se puede repetir”, lamentó.

Otro caso parecido es el de Mónica Ibáñez Laso. Su vivienda fue salpicada con petróleo pesado y lanzaron heces fecales humanas dentro de la cisterna que usa para almacenar el agua.

“Yo me alegro”, reconoció un joven vecino. “Cuando ella era inspectora era extremista y multaba a cualquiera. Ahora se cambió para el sector de Cultura, pero sigue siendo la misma”.

Ibáñez Laso es actualmente la presidenta del Comité de Defensa de la Revolución (CDR) y, según sus vecinos, es muy insistente con ellos para que realicen la guardia cederista, tarea que ya ninguno está interesado en cumplir.

“Ella es quien vigila a un vecino nuestro que es opositor”, dijo un hombre que prefirió no dar su nombre. “Él fue la víctima años atrás, cuando le tiraron huevos con pintura. En ese momento, ella no convocó a nadie para que no se repitiera. No pensó que más adelante le tocaría a ella su turno. El que a hierro mata, a hierro muere”.

La casa de Raúl Triguero Mulet fue manchada de aceite quemado por un auto.

Triguero Mulet trabajó durante varios años como director de Educación y ocupó el cargo de vicepresidente del gobierno municipal. Al jubilarse, decidió practicar el catolicismo. Según comentó, ha decidido dejar el caso en manos de Dios, pues considera que no tiene enemigos.

El incidente más reciente ocurrió en la vivienda de Luis Primitivo. Allí personas desconocidas lanzaron heces de animales y escribieron el nombre de un vecino al que el hijo de Luis Primitivo mató a puñaladas en el año 2016.

Al hacer la denuncia, la Policía se acercó y tomó fotos, pero aún no se tienen noticias del autor del hecho.

“Le están cobrando al que no la debe”, opinaron los vecinos. “Basta con la condena de tener un hijo preso por más de 20 años”.

“Estas cosas no deberían pasar”, lamentaron los vecinos de Luis Primitivo. “Ni a los opositores ni a nadie. Lo peor es que no sabemos si las autoridades están trabajando para que esto no suceda otra vez o para localizar a los culpables. Nunca nos dicen nada”, concluyeron.

Leer en Diario de Cuba

Be the first to comment

Leave a Reply