La verdad sobre Ernesto Che Guevara

Él mismo se autodefinía como “El Canalla” y “Una Máquina de matar”, algunos de sus compañeros le llamaban “El Chancho” debido a su escaso sentido de la limpieza. (Youtube)

Debido al control que ha tomado la izquierda sobre la educación de nuestros jóvenes, muy pocos conocen el daño que estas ideas y aquellos que las llevaron a cabo le hicieron a la humanidad. Siguiendo la línea de mis columnas anteriores me propongo seguir desenmascarando los engaños y farsas de la izquierda.

En concreto, me voy a referir al más importante ídolo latinoamericano que, debido a la manipulación de intelectuales de izquierda, se ha santificado como héroe y defensor de los débiles.

La ideología comunista que ha bañado de sangre todos los lugares del mundo y, sin embargo, ha sido tan buena con la mercadotecnia y venta de sus ídolos, que muy pocos saben que estas ideas mataron a más de 100 millones de personas tan solo en el siglo pasado, para hacernos una imagen, ¡lo que sería asesinar a toda la población colombiana dos veces! Por dar algunos datos, solo entre la URSS y la China de Mao, esta ideología acabaría con la vida de 80 millones de personas.

Lo mismo ha sido en nuestro continente, la izquierda ha canonizado sus próceres, entre ellos, y quizá, el más importante, encontramos a Ernesto Guevara de la Serna.

Él mismo se autodefinía como “El Canalla” y “Una Máquina de matar”, algunos de sus compañeros le llamaban “El Chancho” debido a su escaso sentido de la limpieza, pero finalmente, todos lo conocerán como “El Che”.

“El Che” hace parte de esos ídolos santificados por la izquierda que no tienen nada de santos.

De la misma forma en que muchos siguen orgullosamente la ideología comunista, la que más daño le ha hecho a la humanidad, algunos por maldad, pero quiero pensar que la mayoría por ignorancia. Con “El Che” ha ocurrido lo mismo, pues pasó de guerrillero a símbolo de la cultura pop. Tanto que la izquierda lo transformó en insignia de los derechos humanos, del medioambiente y de la defensa de la comunidad LGTBI+. Cosa curiosa, teniendo en cuenta que “El Che” consideraba a los homosexuales como “pervertidos sexuales” y bajo órdenes de su jefe Fidel Castro, gustosamente diseñaría, a partir de 1959, un campo de concentración para homosexuales situado en la Península de Guanacahabibes.

Bajo el lema “la revolución no necesita peluqueros” y “el trabajo os hará hombres”, se secuestraban homosexuales y cualquier persona contraria a los valores del “nuevo hombre comunista”, para ser sometidos a todo tipo de vejámenes y trabajos forzados.

Que usted no supiera esto es parte de la manipulación de la izquierda que busca representar a sus ídolos como héroes cristianos; vale mencionar que Stalin, Mao, Fidel y el Che no eran cristianos.

El Che Guevara (durante 1957-1959) en los campos de concentración de la Sierra Maestra, asesinaría a 14 personas, confesado por él mismo en sus diarios, cometería 23 homicidios a traición en Santa Clara y 175 en el campo de concentración de La Cabaña. Tengamos en cuenta que ninguno de estos homicidios fue en combate, todos fueron ejecuciones a sangre fría y muchos sin previo juicio. Igualmente, debemos sumar más de 1.500 homicidios en la Cabaña que fueron ejecutados por órdenes del Che. Fíjense cómo nos venden ahora a este personaje: como símbolo de paz, inclusión y justicia.

Finalmente, el 9 de octubre de 1967, a la edad de 39 años, el fusilador murió fusilado, no por la “defensa de la paz” ni “luchando por los derechos humanos”, sino en un intento de invasión comunista al Gobierno boliviano democráticamente electo por el 66 % de la población.

El Che Guevara fue un asesino, murió en su ley, nunca tuvo respeto por el derecho fundamental a la vida, fue racista, machista y homófobo. No dejemos que la izquierda nos meta gato por liebre.

Fuente: Nicolás Márquez (2009) “El Canalla. La Verdadera Historia Del Che”.

Leer en PanAm Post

Be the first to comment

Leave a Reply