Las autoridades cubanas cierran las puertas al equipo unificado

Yosvani Aragón, director nacional de béisbol de la Isla, señaló que no habrá equipo unificado hasta que EEUU no elimine las reglas del embargo sobre los peloteros, según declaró en entrevista con la publicación especializada Jit.

Aragón destacó que el embargo “prohíbe a los peloteros cubanos negociar con las Grandes Ligas en las mismas condiciones que lo hacen los de cualquier otro país”.

“Quiere decir que para ingresar a ese circuito nuestros peloteros tienen que renunciar, entre otras cosas, a la residencia en la Isla, lo que implica dejar de formar parte de nuestro movimiento deportivo y hasta implicarse en episodios relacionados con el tráfico de personas y otras acciones ilegales. Esa absurda política, además de alentar las deserciones, desconoce la inversión realizada por el Estado en su formación”, dijo.

De acuerdo con el directivo, lo primero sería “resolver las trabas de este trato discriminatorio”, para luego “realizar una valoración puntual” sobre el equipo unificado y el regreso de los peloteros de las Grandes Ligas.

“No habrá concesiones que impliquen abrir las puertas a quienes negaron a su país o abandonaron delegaciones que contaban con sus esfuerzos”, añadió refiriéndose a los peloteros cubanos.

Asimismo, señaló que a pesar de los diálogos con el comisionado de la MLB, Rob Manfred, durante el pasado Clásico Mundial, todavía este es “un camino lleno de obstáculos”, que el funcionario cubano achacó solo a “la posición del Gobierno de los Estados Unidos”.

Concluyó definiendo su equipo unificado como aquel en que los atletas concilian “sus intereses y los del país”.

Cuba jugó en el Clásico Mundial de Béisbol sin algunos de sus mejores jugadores.

Algunos peloteros de las Grandes Ligas han expresado su deseo de jugar con el uniforme de la Isla.

Aroldis Chapman dijo estar dispuesto a lanzar por Cuba en el próximo Clásico Mundial.

“Creo que el 90, 95, 99% de todos los peloteros cubanos que estamos aquí activos, quisiéramos poder participar en ese torneo. Yo mismo, viendo el torneo me daban deseos y las ganas de poder estar ahí y poder representar a Cuba, poder representar la bandera”, añadió.
Leer en Diario de Cuba