Las fugas de agua potable cuestan a Cuba unos 5 millones de dólares anuales

Las pérdidas de unos 300 millones de metros cúbicos de agua potable por las redes hidráulicas domésticas le cuestan a Cuba cada año unos 5 millones de dólares, informó el miércoles el Grupo Empresarial de Acueducto y Alcantarillado (GEAAL) de la isla.

Esa cifra de agua que se fuga equivalente al 20 % del agua suministrada a los domicilios de la isla implica un gasto de 10,000 toneladas de combustible destinadas a su bombeo, y 4,500 toneladas de productos químicos empleados en su tratamiento, explicó el director comercial del GEAAL, Obdulio Casanova.

Con el fin de promover el uso “racional y productivo” del agua, el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) desarrolla un programa de metraje en los sectores estatal y residencial, indicó el directivo citado por la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Precisó que se han instalado hasta ahora 573,128 hidrómetros en viviendas del país caribeño lo que representa el 23,3 por ciento de los más de dos millones de núcleos familiares previstos, cifra que debe completarse para el año 2026.

Un programa para la fabricación y comercialización de herrajes hidrosanitarios es impulsado actualmente por el INRH junto a los ministerios de Comercio Interior y de la Construcción con el objetivo de reducir las fugas de agua al interior de los hogares de los cubanos.

Para este año se prevé contar con 3,1 millones de grifos y de esa cantidad comercializar 2,4 millones de esas piezas que son muy demandadas, aunque un directivo del Grupo Empresarial de la Industria Sidero-Mecánica (Gesime) advirtió que existe una compleja situación para garantizar esos surtidos debido a la falta de financiación y de materias primas importadas.

El reporte refiere además, de cara a la comercialización, actualmente se revisan los precios de las piezas destinadas a evitar los escapes del agua con el propósito de disminuir las tasas de recargo comercial.

Leer en El Nuevo Herald