'Liberación o nada': Ariel Ruiz Urquiola se mantiene en huelga de hambre y sed

Ariel Ruiz Urquiola. (FACEBOOK)

El científico Ariel Ruiz Urquiola permanece en huelga de hambre y sed en un calabozo de la prisión del Km 5 y 1/2 de Luis Lazo, Pinar del Río, dispuesto a continuar su protesta hasta su liberación, según manifestó a su madre, Isabel Urquiola, que lo visitó este jueves y pudo verlo.

Así declaró a DIARIO DE CUBA la hermana del biólogo, Omara Isabel Ruiz Urquiola. «Mi madre fue a visitarlo en la prisión. Ariel sigue en la misma posición, se mantiene en huelga de hambre y sed. Él dice que es su liberación o nada. La situación es terrible», lamentó.

Según Omara Isabel, su hermano realizó «un escrito sobre su sentencia de apelación» con la que Ruiz Urquiola no está de acuerdo y calificó de » bochornosa».

«Todo lo que él dice está respaldado por el vídeo que ya se mostró (…) Él no está de acuerdo con el resultado de la sentencia de apelación, todo el proceso ha sido un fraude como se ha demostrado, y sencillamente él pide la liberación o nada. Para él la única opción es su libertad», dijo.

«Mi mamá lo pudo ver. Dice que está muy delgado, demacrado, pero también lo vio muy seguro de sí. Ya él no se avino a razones. Además no quiere ver a nadie, que nadie vaya a verlo», añadió.

«Él se siente que yo le mentí cuando no le dije que durante dos meses mi enfermedad avanzó, se vieron síntomas en piel, que es cuando tenemos la sospecha que el medicamento faltó en el (Hospital) Oncológico. Me pusieron placebo. Y cuando él vio esas secuelas en la piel, en la visita, por un descuido mío, sencillamente ese fue el detonante. Ahora dice que no confía en nadie», explicó.

A partir de esta situación, Ruiz Urquiola tomó su decisión y es «la libertad o nada», según su hermana.

Omara Isabel Ruiz Urquiola es paciente de cáncer desde hace 13 años. En el pasado su hermano realizó una huelga de hambre para exigir que le suministraran los medicamentos que necesita para continuar con vida.

Ruiz Urquiola fue sentenciado a un año de privación de libertad por «desacato» en un proceso que la familia y miembros de la oposición interna consideran fabricado por la Seguridad del Estado para quitarle una finca en Viñales, Pinar del Río, en la que desarrolla un proyecto ecológico.

El científico inició su huelga el domingo en el campamento de trabajo Cayo Largo, de Consolación del Sur, donde cumple su condena. El traslado a la prisión del Km 5 y 1/2 sería otra represalia.

En principio, protestaba porque las autoridades penitenciarias le impedían salir a trabajar fuera del campamento con el resto de los presos.

Su familia cree que esta medida está dirigida a mantenerlo incomunicado, ya que muchos presos aprovechan esas salidas para llamar desde teléfonos públicos.

Omara Ruiz Urquiola, que supo de la huelga de su hermano gracias a una llamada de otro reo, entregó este martes en la Fiscalía una carta en la que expresa inconformidad con la decisión de impedir a su hermano salir del centro correccional a trabajar.

En la carta, publicada en Facebook, Omara Ruiz Urquiola, advirtió de la situación de su hermano, declarado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional. Pidió a la Fiscalía que «indague y revierta una situación provocada por el estado de indefensión» en que el científico ha sido «colocado por parte de las autoridades penitenciarias cubanas».

Leer en Diario de Cuba

Be the first to comment