Llenando cubos y con vacas flacas, Cuba vive la peor sequía del último siglo

Yolanda, de 74 años, permutó hace dos semanas su casa de toda la vida porque desde hace unos meses no recibía agua: “Los vecinos conseguían subir el agua de la calle con turbinas, pero valen 1.600 pesos (65 dólares) y yo vivo de mi pensión y la de mi esposo, de 200 pesos cada una (8 dólares)”.

Ahora vive a tres cuadras, en el centro de la ciudad de Ciego de Ávila (centro de Cuba), en un casa que recibe agua, como todas en esa ciudad últimamente, cada cuatro o cinco días, debido a la intensa y prolongada sequía que azota esa región, la más severa del último siglo.

Lee en EFE