Los números de la encuesta

Nicaragua, elecciones, FSLN, Daniel Ortega

CID Gallup dio a conocer el miércoles de esta semana su más reciente encuesta sobre Nicaragua. Esta medición de opinión se realizó de manera telefónica del 15 de mayo al 8 de junio y fueron entrevistadas 1,828 personas. De acuerdo con la ficha técnica de la encuesta, el margen de error es de 2.5 por ciento más o menos y su grado de confianza de 95 por ciento.

Entre los hallazgos interesantes de la encuesta política sobresale la gran pérdida de aceptación y confianza pública, que han sufrido Daniel Ortega y su partido FSLN. El drenaje comenzó desde la rebelión nacional de abril de 2018 y la sangrienta represión que desató el régimen para aplastarla. Y ahora Ortega ha caído mucho más, por su notorio mal manejo de la pandemia del Covid-19 que a ojos de la ciudadanía ha incrementado masivamente los contagios y el costo en vidas humanas.

Solo el 25 por ciento de los ciudadanos votaría por Daniel Ortega y el FSLN en noviembre de 2021, revela la encuesta de CID Gallup. Ese porcentaje es el piso histórico de respaldo electoral al caudillo sandinista y su partido, la base constante desde la cual subió a un poco más de 40 por ciento, en las elecciones de febrero de 1990, y al 38 por ciento en las de 2006. Porcentaje mínimo con el que ganó por la división del voto liberal, que le permitió recuperar el poder y restaurar la dictadura.

Según los números de la última encuesta de CID Gallup, la división de la oposición sigue campeando en el escenario político nacional, ahora de cara a las elecciones del próximo año, aunque lo predominante es la indiferencia o rechazo de la mayoría de los ciudadanos a las agrupaciones opositoras. El 41 por ciento dijo que no votaría por ningún partido y otro 15 por ciento no quiso revelar su opinión. De manera que más de la mitad no tiene hasta ahora por quién votar ni voluntad para llegar a hacerlo.

Las expectativas electorales de los movimientos y partidos opositores son mínimas, según la encuesta de CID Gallup. Mientras que por el FSLN votaría el 23 por ciento, por la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) lo haría solo el 10 por ciento, 5 por ciento por la Alianza Cívica, 3 por ciento por el PLC, 2 por ciento por CxL y uno por ciento cada uno por el PLI y ALN, que más bien son socios del FSLN.

Hay quienes interpretan estos datos como que la mayoría de los ciudadanos opositores está esperando que aparezca una propuesta política nueva e impoluta. Otros creen que el mensaje del alto porcentaje que dice que no votaría por nadie, más el que oculta su opinión, es que para la mayoría de los nicaragüenses las elecciones no son una alternativa.

Pero es muy temprano para sacar conclusiones definitivas. Lo que sí está claro por los números de la encuesta, es que la oposición tiene que unirse si quiere derrotar a Daniel Ortega y al FSLN. Esto en el caso de que las elecciones de 2021 sean auténticas y valga la pena participar en ellas.

Leer en La Prensa

Be the first to comment