‘Mi amiga del alma’, reencuentro en Miami

El reencuentro en Miami de dos cubanas que vuelven a verse hace más de 30 años centra la trama de Mi amiga del alma, comedia de Nitsy Grau, que ocupa el contenedor No. 2 de Microteatro Miami, bajo la dirección de Leopoldo Morales.

La obra tiene en los papeles protagónicos a Belkis Proenza y Vivian Morales, quienes interpretan, respectivamente, a Janellys, una mujer que arribó a Estados Unidos a través del Éxodo de Mariel, y a Yusy, que llegó a Miami para quedarse.

La nostalgia de los días escolares, las fiestas de quince, los primeros amores y las inevitables escuelas en el campo, conforman los temas de una conversación entre cuarentonas que no excluye el tema político.

La nostalgia de los días escolares, las fiestas de quince, los primeros amores y las inevitables escuelas en el campo, conforman los temas de una conversación entre cuarentonas que no excluye el tema político

“La obra está llena de referentes de la Cuba de mediados de la década de 1980. Lo mismo se escuchan canciones de Rafaella Carrá, José José que otros éxitos de Nocturno, el famoso programa de radio que ha marcado a más de una generación”, explicó el director, tras señalar que por esa época muchas personas efectuaban matrimonios falsos para poder adquirir “cinco cajas de cervezas, un artículo que entonces resultaba prohibitivo y que solo se vendía a quienes se casaban”.

Pese a los localismos, Morales destacó que el público de otras nacionalidades disfruta la obra tanto como los cubanos. En parte lo atribuye a que el tema de los reencuentros entre amigos siempre son conmovedores, independientemente de donde ocurran, y sobre todo, al trabajo de las actrices.

“El tema y el factor añoranza influye, pero cuando se tienen actrices como Belkis y Vivian en el elenco, el éxito está garantizado”, agregó el director, que en esta ocasión recurrió al realismo para su puesta en escena.

La obra tiene en los papeles protagónicos a Belkis Proenza y Vivian Morales, quienes interpretan, respectivamente, a Janellys, una mujer que arribó a Estados Unidos a través del Éxodo de Mariel, y a Yusy, que llegó a Miami para quedarse.

“Cada texto inspira un montaje, y en este caso, quise ajustarme a los códigos realistas para contar una historia cotidiana muy divertida”, dijo el director.

Al referirse a su colaboración con la autora, su esposa en la vida real, Morales señaló que vienen haciéndolo desde hace más de 25 años en obras de todos los géneros.

En las últimas temporadas de Microteatro la dupla ha estrenado Ladrón de bicicletas, Las manos de Lady Macbeth y Extravagantes, entre otros títulos.

“Me siento cómodo dirigiendo las obras de Nitsy. La dramaturgia y la concepción de sus personajes son muy completas. No siempre se encuentran textos así”, destacó el director.

Mi amiga del alma es una coproducción entre Troop of Actors y La Casa del TÉatro.
Leer en El Nuevo Herald