Observatorio Cubano de Derechos Humanos condena la expulsión por motivos políticos de un estudiante de la Universidad de Camagüey (Cuba)

La organización estudiará la inclusión de la rectorías de las universidades de Camagüey y Santa Clara en el listado de organizaciones represivas, así como solicitar sanciones internacionales contra los funcionarios públicos que dirigieron el proceso.

Madrid, 9 de abril de 2019

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), con sede en Madrid, condenó este martes la expulsión por motivos políticos de la Universidad Ignacio Agramonte, de Camagüey (Cuba), del estudiante Jorge Enrique Cruz Batista.

“Por medio del periodista independiente y director de ‘La Hora de Cuba’, Henry Constantin, hemos tenido noticia de la expulsión definitiva de Cruz, que cursaba el tercer año de la carrera de Arquitectura. Fue acusado de escribir carteles que decían “Abajo Díaz-Canel”, aparecidos en la sede de ese centro el domingo 13 de enero”, indicó Alejandro González Raga, director ejecutivo del OCDH.

Según el reporte, el joven fue sancionado después de un proceso “relámpago” (por su rapidez) y de interrogatorios por parte de funcionarios del Ministerio del Interior en una antigua vivienda en Camagüey, que es identificada como un lugar de interrogatorios de la policía política.

Durante la detención, los policías le expresaron: “Si no declaras que fuiste tú, te vas a quedar aquí detenido e incomunicado (…), pero si declaras, te vas y puedes seguir tus estudios”.

Por el mismo proceso, otro joven también fue sancionado a un cambio de modalidad de estudios. A partir de ahora tendrá que terminar su carrera a distancia y no presencial.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos denuncia que estos hechos violan la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en particular, los derechos a libertad de opinión y de expresión y el derecho a la educación.

El OCDH exige la reincorporación de Jorge Enrique Cruz Batista a la universidad.

En los próximos días, la organización estudiará si incluye a la rectorías de las universidades de Camagüey y Santa Clara en el listado de organizaciones represivas. Ambas han sido denunciadas en numerosas ocasiones por su historial de expulsiones por motivos políticos.

Anteriormente, otros estudiantes fueron expulsados de la Universidad de Camagüey por motivos de opinión, entre ellos el opositor Harold Cepero, que murió en condiciones todavía por aclarar, junto a Oswaldo Payá.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos también estudiará pedir sanciones internacionales contra Santiago Lajes Choy, rector de la universidad camagüeyana, y Adrián Cancino, el funcionario que dirigió la “comisión disciplinaria”.

Leer en Observa Cuba

Be the first to comment

Leave a Reply