Oportunidades desperdiciadas

La semana pasada tuvo lugar en Miami el IV Diálogo Presidencial de IDEA, o sea la Iniciativa Democrática de España y las Américas que integran más de 20 expresidentes iberoamericanos.

El tema central del debate de los expresidentes democráticos en esta ocasión, fue el de las fake news o informaciones falsas como amenaza a la democracia. Sin embargo, fuera de agenda también se refirieron a otros problemas importantes.

Sobre las amenazas a la democracia que representa el auge de las informaciones falsas, el anfitrión del magno evento, Nelson Mezerhane, presidente de la Fundación IDEA y editor de Diario Las Américas de Miami, advirtió que “las fake news están siendo utilizadas para ensuciar la información, mentir y perjudicar a personalidades y países”. Señaló que no debe haber leyes que limiten las libertades de expresión y de prensa, pero sí debe establecerse que “a los blogs y otras plataformas digitales, se les debe exigir las mismas responsabilidades sociales y legales que a los medios de comunicación en general”.

Al margen del debate agendado hubo declaraciones sobre la situación política de América Latina, sobre todo en Venezuela. En este caso fueron esclarecedoras las expresiones del expresidente democrático de España, José María Aznar, quien aseguró que el dictador Nicolás Maduro continúa detentando el poder, “porque se han desperdiciado oportunidades y también el impulso para derrocarlo”. Aznar se refería seguramente a la ineptitud de la OEA que no pudo aplicar la Carta Democrática a la dictadura de Maduro, a la ineficacia del Grupo de Lima y a las fallidas operaciones para derrocar a la dictadura que se montaron este año.

“La política es un ejercicio de aprovechar oportunidades, y si las oportunidades se desperdician pues entonces surgen otras realidades que las sustituyen”, advirtió el expresidente conservador de España. Agregó que “hubo un momento en el cual había una conjunción de gobiernos muy favorables, que fueron capaces de hacer la declaración de Lima… de moverse en la OEA, y parecían capaces de articular una política. En gran medida esa iniciativa sigue, pero su impulso… se ha perdido y eso es lo que motiva que Maduro siga en el poder en Venezuela… Al final —agregó— como yo he dicho desde hace tiempo, solamente una intervención era posible para acabar con el régimen de Maduro”.

En realidad, según la oposición venezolana la única intervención extranjera que ha habido en Venezuela es la de Cuba; y de manera indirecta, pero no menos efectiva, la de Rusia.

Parece obvio que al hablar de las oportunidades desperdiciadas, Aznar se refiere especialmente al gobierno de los Estados Unidos, que ha presionado fuerte a la dictadura venezolana, inclusive a los mandos militares para que se pongan del lado de la democracia y del pueblo, pero no se ha atrevido a ir más allá.

Otro expresidente democrático de España, el socialista Felipe González, declaró también en el marco de la reunión de IDEA que con Nicolás Maduro en el poder no puede haber elecciones libres en Venezuela. Sin embargo no dijo, como Aznar, que la salida es la intervención.

La entrada Oportunidades desperdiciadas aparece primero en La Prensa.

Leer en La Prensa

Be the first to comment