Opositores que protestaron el 26 de julio seguirán en prisión hasta el juicio

Tres de los cuatro opositores que protestaron en la catedral de Santiago de Cuba el pasado 26 de julio serán encausados por el “delito de desorden público” y permanecerán en un centro de detención de la Seguridad del Estado hasta que se les celebre el juicio, informaron las autoridades este jueves.

Familiares de los hermanos Alberto y Leonardo Ramírez Odio, y el padre de ambos Alberto de La Caridad Ramírez, recibieron un documento de la fiscalía en el que constan los cargos contra los opositores.

Reina Silva, esposa de Alberto Ramírez Odio, dio lectura del contenido del documento en el programa Cuba al Día, de Radio Martí, y dijo que es evidente que “los quieren juzgar por una causa común”.

Reproductor en mini ventana

Según el documento, los opositores permanecerán bajo “medida cautelar de prisión provisional” en el Centro de Detención de la Seguridad del Estado conocido por Versalles hasta tanto se les celebre el juicio.

El acta señala que contra José Carlos Girón, otro detenido durante la protesta, no se presentarán cargos.

Girón fue liberado a inicios de agosto, al tiempo que los otros tres activistas fueron trasladados desde la estación de Policía conocida por El Palacete hacia Versalles.

Silva adelantó que ya la familia se encuentra buscando un abogado para la defensa de los tres, y que próximo lunes podrán visitarlos en el centro de detención.

Todos los activistas integran el Comité de Ciudadanos Defensores de los Derechos Humanos en Cuba.

Alberto y Leonardo Ramírez Odio fueron detenidos el pasado 26 de julio en una céntrica plaza de Santiago de Cuba, luego de enarbolar carteles en la terraza de la Catedral de Santiago de Cuba, horas después arrestaron a Alberto de La Caridad Ramírez Baró.

Durante la protesta reclamaban libertad, justicia y democracia en Cuba, y gritaron consignas en contra del gobierno de Raúl Castro.

(Redactado por Idolidia Darias, con información de Cuba al Día)

Leer en Martí Noticias