Ortega condenado otra vez en la ONU

Nicaragua, ONU, derechos humanos, Daniel Ortega

Como se esperaba, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) condenó este viernes 19 de junio al régimen de Daniel Ortega por sus persistentes, deliberadas y graves violaciones a los derechos humanos de los ciudadanos nicaragüenses.

La nueva condena a la dictadura de Nicaragua se dio en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, al terminar su 43 período de sesiones que tuvo lugar en Ginebra del lunes 15 al viernes 19 de junio corriente.

Esta Resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, da continuidad a la que el mismo organismo aprobó en marzo del año pasado. Además, ha reforzado el mandato a la alta comisionada de las Naciones Unidad para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a fin de que le dé la debida prioridad a Nicaragua.

Esto significa que la Oficina de la Alta Comisionada (Oacnudh) debe dar seguimiento a la situación de los derechos humanos en Nicaragua, y preparar otro informe detallado que deberá ser debatido por el mismo Consejo.

Cabe observar que al mismo tiempo que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó la nueva Resolución sobre Nicaragua, la Alta Comisionada divulgó el informe “623 días de represión y resistencia: situación de los derechos humanos en Nicaragua 18 de abril 2018-31 de diciembre 2019”. Este informe fue elaborado por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), que pertenece a la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y sigue desarrollando su actividad a pesar de que la dictadura de Daniel Ortega lo despojó de su personería jurídica.

Según advirtió Eva Canan, de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), la Alta Comisionada de la ONU dio a conocer este contundente informe del Cenidh, “al cumplirse más de dos años de represión de la población desarmada y graves abusos contra los derechos humanos desde que estalló la crisis en abril de 2018”. Canan agregó que “el accionar de los diferentes actores del Sistema Universal y del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, la OEA y la Unión Europea”, coadyuvará a una pronta solución de la crisis sociopolítica de Nicaragua.

También es importante observar que la nueva Resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre Nicaragua, ha coincidido con la solicitud del secretario general de la OEA, Luis Almagro, para que se convoque otra reunión del Consejo Permanente del organismo hemisférico, tan pronto como sea posible, a fin de examinar la situación de Nicaragua y disponer lo que sea necesario.

Estos y otros hechos demuestran que el cerco internacional a la dictadura de Daniel Ortega se va cerrando. Pero debería cerrarse más, porque es la única fuerza que puede obligarlo a aceptar una solución de la crisis que pase por la celebración de elecciones auténticas de acuerdo con los estándares democráticos internacionales. Una solución que, además y aunque Ortega no lo pueda entender, redundaría en su propio beneficio.

Leer en La Prensa

Be the first to comment