Periodistas de Cienfuegos piden mejores condiciones de trabajo

El colapso del edificio que alberga el canal de televisión de Cienfuegos y que ha llevado a suspender las emisiones y la publicación esta semana de una nota, luego censurada, en el semanario Cinco de Septiembre, único periódico de esa provincia, reflejan las malas condiciones laborales y aumentan el malestar de los periodistas de la prensa oficialista.

El artículo de Cinco de Septiembre explicaba que los profesionales aprovecharon una cita de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) para pedir mejoras salariales y en sus condiciones de trabajo.

El salario de los profesionales de la prensa en la isla apenas ronda los $25 al mes como promedio. Perlavisión señala que en la reunión de la UPEC se trataron también otros temas delicados, como los modelos de gestión de la prensa, el secretismo estatal y “la dignificación del trabajo reporteril”.

“La situación del telecentro es una evidencia irrefutable de las pésimas condiciones en que tenemos que trabajar los periodistas de la prensa oficial”, dijo un empleado que prefirió el anonimato para evitar represalias porque, según cuenta, dar declaraciones a un medio independiente equivale a “ponerse la soga al cuello”.

“Por un lado nos persiguen cuando intentamos colaborar con medios de prensa no estatales para aumentar nuestros ingresos. Nos tratan de sancionar o nos ponen entre la espada y la pared con presiones y amenazas”, lamenta.

Entre las advertencias más recurrentes están la suspensión del servicio de internet e incluso la expulsión del trabajo. El pasado año el periodista de Radio Holguín, José Ramón Pantoja fue expulsado de su emisora por compartir en la red una versión del discurso de la vicepresidenta del diario Granma Karina Marrón. Su caso se convirtió en paradigmático para aquellos comunicadores que buscaban más transparencia en el gremio.

El telecentro de Cienfuegos fue inaugurado en el año 2000. Según ha reconocido su director, Eviezer Tamayo Zamora, en una entrevista con la prensa local, al colapsar todo el cielorraso del edificio por las lluvias del ciclón comenzaron a verse todas las grietas del inmueble.

“Constructivamente está muy comprometida el área del estudio, los cubículos de edición, el comedor, la cocina, los almacenes… Es muy probable una reparación capital”, explicó el directivo.

En Cuba todos los medios de prensa escrita, radial o impresa pertenecen al Estado según refrenda la Constitución de 1976 y solamente pueden utilizarse “conforme a los fines del Estado socialista”, por lo que los principales medios impresos son portavoces del Partido Comunista en cada territorio y organizaciones ligadas al sistema político vigente.

Los periodistas de Cienfuegos también reclamaron en la reunión de la UPEC mejores posibilidades de conexión a internet y debatieron sobre el nuevo contexto que vive el país.

“El problema con estas reuniones es que decimos lo mismo una y otra vez, asamblea tras asamblea, y las soluciones jamás llegan”, dijo el periodista que conversó bajo condición de anonimato.

Leer en El Nuevo Herald