Polémica: PEN Club y dictadura en Cuba

El establecimiento en La Habana de una presunta filial del PEN Club de Londres, una asociación mundial defensora de la libertad de expresión y de los escritores discriminados por sus ideas políticas, desata polémica en Cuba.

El presunto presidente de la representación en La Habana, el escritor Antón Arrufat, dijo a Radio Martí que respetarán los principios del PEN Internacional.

“En la medida en que el PEN sea más fuerte podrán tener más acercamiento a autores no oficiales”, prometió Arrufat, ganador del Premio Nacional de Literatura de Cuba en el 2000.

Este capítulo “pretende funcionar en Cuba con los mismos principios de tolerancia que impregnó el primer centro de ese organismo fundado en Cuba en 1945”, dijo el autor de Los siete contra Tebas, quien parece olvidar que la isla vive bajo una dictadura.

Precisamente por eso es que el PEN Internacional concedió un capítulo para los escritores cubanos libres, el PEN Club de Escritores Cubanos en el Exilio, fundado en Miami en 1997 por los escritores Ángel Cuadra, Indaniro Restano, Reinaldo Bragado Bretaña, Armando de Armas y Octavio Costa, quien fuera presidente del último PEN que existiera en territorio cubano, el cual dejó de funcionar a finales de los años cincuenta, precisamente, por la existencia de una dictadura, la de Fulgencio Batista, casi un régimen de libertades si se le compara con la dictadura que implantó Fidel Castro a partir de 1959.

Por su parte el escritor Ernesto Pérez Chang, ganador del Premio Iberoamericano de Cuento “Julio Cortázar” en 2002, dijo a Radio Martí que “para que exista un PEN en Cuba tendría que haber tolerancia y en la isla ningún escritor considerado problemático puede aspirar a reconocimiento alguno”.

El autor de Los fantasmas de Sade y reconocido periodista independietne, por otra parte se pregunta: “¿Cómo puede haber ahora en Cuba la tolerancia del tiempo en que se fundó el PEN de los años cuarenta, que admitía por un lado a un escritor comunista como Juan Marinello y por el otro a un conservador católico como José María Chacón y Calvo?…Algo impensable en el presente”.

El PEN Internacional fue fundado en Londres, en 1921, por Catherine Amy Dawson Scott, como un cofradía internacional defensora de la libertad y de los escritores reprimidos con capítulos en al menos cien países, y ha sido presidido por autores tan reconocidos como H. G. Wells, Thorton Wilder, Arthur Miller y Mario Vargas Llosa.

El PEN Club de Escritores Cubanos en el Exilio ha sido un acicate en foros internacionales denunciando la violación de los derechos humanos y el encarcelamiento de escritores y periodistas independientes en Cuba, por lo que desde el incio fue un organismo en la mira de los servicios de intelegencia del régimen comunista de la isla.

Leer en Martí Noticias

Be the first to comment

Leave a Reply