Policía cubana impide a la Camerata Romeu entregar ayuda a damnificados por el tornado

MIAMI, Estados Unidos. – La músico cubana Zenaida Romeu, directora de la reconocida Camerata Romeu, denunció este jueves a través de las redes sociales que la agrupación fue desalojada por la policía de un barrio del municipio de Regla donde se encontraban ofreciendo ayuda humanitaria.

Según publica Romeu en su cuenta en Facebook, las 18 muchachas integrantes de la Camerata habían asistido a una de las zonas más golpeadas por el tornado, donde aprovecharon para entregar víveres y provisiones a las personas que se encontraban en situación más crítica.

Sin embargo, el gesto de la Camerata contaría con la oposición inesperada de la presidenta del gobierno de ese municipio, quien ordenó a agentes de la Policía que sacaran a las mujeres de allí.

“Súbitamente, al regresar por un pasillo entre escombros que conducía a viviendas devastadas (donde encontramos hombres recios que lloraban frente a nosotras al ver nuestro gesto humano) nos encontramos con la presencia de la jefa de gobierno del municipio Regla que nos prohibió continuar con nuestra personal y silenciosa ayuda. Le solicitó a la policía que nos “acompañara” fuera de Regla y nos rodearon una docena de ellos impidiéndonos continuar entregando ropa de niño, agua, pan, abrigos, colchas, zapatos, toallas, detergente, jabones, de nuestro propio pecunio sin carteles, sin prensa, en silencio, sin aglomeraciones, respetuosa y organizadamente”, escribió Romeu.

(Facebook Zenaida Romeu Captura de pantalla)

La directora de la Camerata no solo lamentó el suceso, sino que también denunció la gestión de las autoridades para canalizar de la mejor manera la ayuda ofrecida por la población a los damnificados.

Jóvenes integrantes de la Camerata Romeu (Foto Facebook_Zenaida Romeu)

Zenaida Romeu, directora de la Camerata Romeu (Foto Facebook_Zenaida Romeu)

Zenaida Romeu, directora de la Camerata Romeu, intercambia con damnificados (Foto Facebook_Zenaida Romeu)

Nadie tiene autoridad allí ni en ningún lado y menos para quitarnos la posibilidad de ayudar al prójimo. No hubo incidente alguno que provocara esa reacción deshumanizada fuera de cualquier lógica. No sentimos la menor sensibilidad de parte de ellos. Además, no hubo la más mínima situación desagradable que justificara la agresión contra nosotras y lo más bello del ser humano, el sentido de civilidad que parece perdido. Si lo perdemos, perderemos definitivamente el rumbo. No creo que sea una alternativa ni para nosotros los cubanos ni para ningún pueblo del mundo”, concluyó.

Leer en Cubanet

Be the first to comment