Trasladan a prisión al activista de UNPACU Maykel Herrera Bones

Maykel Herrera Bones (Foto: Cortesía)

MIAMI, Estados Unidos. – El activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y promotor de Cuba Decide, Maykel Herrera Bones, fue trasladado a prisión el 30 de abril luego de deponer una huelga de hambre que mantuvo por 14 días, en protesta por su encarcelamiento.

Bones, que radica en La Habana, fue arrestado el 16 de abril de este año en su vivienda después de manifestarse pública y pacíficamente contra el Gobierno, debido a los frecuentes cortes del fluido eléctrico que se realizaron en su zona de residencia.

Inicialmente, fue acusado por la Policía del supuesto delito de “desacato”. Sin embargo, el juicio previsto para el 23 de abril fue suspendido y la acusación en su contra modificada por “atentado”.

El promotor de Cuba Decide es portador del VIH y se declaró en huelga de hambre desde el propio día de su arresto. Esto, sumado a las pésimas condiciones de hacinamiento en que se encontraba, generó un acelerado deterioro de su salud. A los pocos días de la suspensión temporal de su juicio tuvo que ser ingresado en el hospital de la unidad policial conocida como 100 y Aldabó.

“Ayer Maykel Herrera me llamó para decirme que había depuesto la huelga y que se encontraba muy débil. También me comunicó que fue trasladado al centro penitenciario del municipio Güines, prisión donde son recluidas las personas que portan el VIH”, declaró a CubaNet Zaqueo Báez Guerrero, coordinador de la UNPACU en la capital.

Báez Guerrero aseguró que aunque la UNPACU no anima a sus miembros a realizar huelgas de hambre para exigir su libertad, es el régimen, con sus «arbitrariedades, quien lleva a los activistas a tomar estas decisiones.

El coordinador también destacó la preocupación de su organización por el delicado estado de salud en que se encuentra Herrera Bones y los riesgos de trasladarlo a otra prisión en medio de la pandemia de COVID-19 que afecta a la Isla.

Otra denuncia llegó a CubaNet a través del coordinador Ismael Boris Reñí, quien fue puesto en libertad recientemente, tras el cumplimiento total de su condena.

Según Boris, el preso político Emeregildo Dubergel Delis, que se encuentra cumpliendo sanción en la prisión del Combinado de Sandino, en Pinar del Río, informó que en esa cárcel se han reportado varios casos de reclusos con fiebre. Además, varios guardias y especialistas de la Salud, como el propio jefe del puesto médico, Carlos Gabriel Hernández Silva, y la doctora conocida como Arianna fueron enviados a sus casas por sospechas de coronavirus.

“Emeregildo también denunció que el segundo jefe de Orden Interior nombrado Francisco posee los mismos síntomas y que el segundo jefe del penal, Osmaldo Mustelier, ha orientado irresponsablemente a médicos sospechosos de coronavirus dar un medicamento a los más de 400 reclusos confinados en dicho penal con un mismo gotero”, explicó Boris.

En abril al menos tres miembros de la UNPACU fueron llevados a prisión acusados por el supuesto delito de “atentado”. La agrupación opositora ha denunciado que se trata de delitos fabricados para reprimir a sus activistas por su labor.

Asimismo, varias organizaciones y personalidades de la sociedad civil independiente cubana han alzado su voz para condenar al régimen, que ha utilizado las restricciones sanitarias derivadas de la pandemia de COVID-19 para justificar el aumento de la represión contra los ciudadanos.

Leer en Cubanet

Be the first to comment