Una encuesta concluye que los cubanos quieren mejores relaciones entre Washington y La Habana

Una inusual encuesta de la opinión pública cubana halló que la mayoría de los ciudadanos isleños aprueban la normalización de relaciones entre Washington y La Habana y una amplia mayoría quiere que vayan más turistas y se amplíe la propiedad privada de negocios, reportó la AP.

En la encuesta de 840 personas realizada en Cuba a fines del año pasado por la organización independiente NORC de la Universidad de Chicago, el 55% dijo que las relaciones normales con Estados Unidos beneficiarían al país.

Entre los cubanos de 18 a 29 años, el 70% aprueba las relaciones más estrechas con Estados Unidos. Ocho de cada diez encuestados opinaron que se debería ampliar el turismo a Cuba.

El presidente Donald Trump ha prometido revertir la apertura hacia Cuba, iniciada hace dos años y medio durante la presidencia de Barack Obama con la restauración de las relaciones diplomáticas y la gran expansión de los viajes de estadounidenses a la Isla.

Trump casi no se ha referido al asunto desde que asumió, pero funcionarios del Gobierno dicen que están revisando la política hacia La Habana para introducir cambios.

Los detractores de la política de Obama esperan que Trump restituya las normas restrictivas. Desde la distensión de diciembre de 2014, el número de estadounidenses que viajan a la Isla casi se ha duplicado cada año. Los detractores dicen que el ingreso adicional financia un sistema unipartidista represivo sin beneficiar al común de los ciudadanos.

Según la AP, la realidad es más compleja. Los nuevos ingresos por turismo van a los negocios manejados por el Gobierno, controlados en muchos casos por las fuerzas armadas. Al mismo tiempo, miles de pequeñas empresas privadas tales como alojamientos y restaurantes permiten a muchos cubanos ganarse la vida prescindiendo del estado. Entretanto, la caída de la ayuda de Venezuela, el principal aliado de La Habana, ha provocado en el país la primera recesión desde 1993, tras el derrumbe de la Unión Soviética.

La encuesta refleja esta compleja realidad: los cubanos se muestran pesimistas acerca del manejo gubernamental de la economía a la vez que apoyan la mejora de las relaciones con Washington y esperan una mayor privatización.

El turismo “hace que suba la economía del país, pero parece que todavía es muy deficiente porque en el pueblo no se ve el alza del nivel de vida. Todo sigue igual”, dijo Jorge Beltrán, un contador jubilado.

El 46% de los cubanos dicen que el rendimiento económico de la Isla es pobre o muy pobre y la situación económica no ha cambiado significativamente en los últimos tres años. Pero casi todos coinciden en que más turismo sería bueno para la economía, y casi nueve de cada diez dicen que habría más empleos.

El 65% de los cubanos dijeron que debería haber más propiedad privada de empresas, y el 56% dijo que aspiraba a iniciar su propia empresa en los próximos cinco años.

La encuesta NORC fue realizada con entrevistas en persona a adultos en toda Cuba en octubre y noviembre del año pasado. Su margen de error es de más o menos 3,8 puntos porcentuales.

Leer en Diario de Cuba