«Vacío de liderazgo» en Nicaragua

Estados Unidos, Nicaragua, protestas, crisis en EE.UU.

Michael Kozak, Subsecretario de Estado interino para los Asuntos del Hemisferio Occidental, del gobierno de los Estados Unidos (EE.UU.), aseguró el lunes de esta semana que en Nicaragua hay vacío de liderazgo ante la pandemia de Covid-19.

Kozak se refiere obviamente a liderazgo gubernamental, porque los médicos y los movimientos sociales y políticos democráticos han asumido de manera autoconvocada un claro liderazgo de la gente, para que prevengan el contagio del coronavirus y protejan sus vidas.

“En Nicaragua —reconoció Kozak en un mensaje de Twitter— médicos llaman a cuarentena voluntaria; maestros llaman a padres de familia a dejar sus hijos en casa; negocios cierran. Ante un vacío de liderazgo, los nicaragüenses toman medidas para detener la mortal propagación”.

Aunque no se trata de un pronunciamiento oficial, la declaración del subsecretario de Estado indica que para los EE.UU. no hay en Nicaragua un gobierno que cumpla la responsabilidad de enfrentar la emergencia sanitaria. El vacío de liderazgo ante la pandemia, significa además falta de capacidad e incluso de interés para manejar el conjunto de la crisis sociopolítica y económica que sufre el país.

En este sentido, el 22 de abril pasado LA PRENSA publicó en su página de opinión un artículo del jurista Julio Ruiz Quezada, titulado “Vacío de poder”. “Gobernar es establecer, organizar y hacer funcionar el aparato estatal, en beneficio del pueblo. Esto es de suma importancia ya que se refiere al control social, económico y al servicio público”, escribió el doctor Ruiz Quezada.

“Un gobernante moderno, cuando existe una crisis de salud como el caso actual, no se encierra tras las paredes de su alcoba, sino que sale al frente a encabezar y acordar con su gabinete las soluciones que el caso requiera”, escribió el jurista. Pero “el nuestro”, dijo, “no solo está paralizado sino que impide que los simples ciudadanos y aun la Iglesia propicien actitudes que suplan el vacío gubernamental.”

Se refería Ruiz Quezada a la prohibición, por parte del régimen orteguista, de una iniciativa del episcopado de Matagalpa para crear una red de apoyo médico y social a enfermos de coronavirus. A lo cual se debe agregar que organismos cívicos y personas particulares son impedidos de apoyar al personal sanitario con equipos de protección personal, entre otras insólitas actitudes gubernamentales.

Por otra parte, al mismo tiempo que el subsecretario de Estado estadounidense advirtió que en Nicaragua hay un vacío de liderazgo gubernamental, la alianza opositora democrática Coalición Nacional solicitó al Secretario General de las Naciones Unidas interesarse en la situación del pueblo nicaragüense. La Coalición pide que la ONU envíe a Nicaragua una misión especial que venga a ayudar a la búsqueda de una solución de la crisis nacional agravada por la pandemia.

La Coalición demanda la aplicación del principio de la Responsabilidad de Proteger, aprobado en 2005 por la Cumbre Mundial de la ONU para ayudar a los pueblos que sufren situaciones extremas de represión y desgobierno, como es precisamente el caso de Nicaragua.

Leer en La Prensa

Be the first to comment