Washington demanda al régimen que respete la libertad de expresión de sus ciudadanos

Washington demandó este martes al régimen cubano respetar los derechos humanos de sus ciudadanos, tras el violento arresto del opositor que se manifestó con la bandera norteamericana frente al desfile del Primero de Mayo en la Plaza de la Revolución.

“Estamos conscientes de que un manifestante que ondeaba la bandera de Estados Unidos fue detenido el día del desfile del Primero de Mayo en La Habana. Exigimos al Gobierno cubano que respete los derechos humanos de los ciudadanos en la Isla, incluyendo la libertad de expresión”, declaró a Martí Noticias el vocero para América Latina del Departamento de Estado Joseph Crook.

El martes familiares de Daniel Llorente Miranda dijeron que el opositor se encontraba en “paradero desconocido” tras la detención del lunes.

El diario oficial Granma, que no suele informar sobre acciones opositoras, calificó el marets la acción de Llorente —sin revelar su nombre—,  como un “monólogo anexionista” y lo acusó de querer “formarse un perfil mediático”.

Según el órgano del PCC “se trata de un cubano desvinculado laboralmente”, que “en el año 2002 fue sancionado a cinco años de prisión por un delito de robo con fuerza, y en este momento se encuentra pendiente de juicio por un delito de receptación agravada”.

Un familiar confirmó a Radio Martí que Llorente pasó nueve años en prisión de una condena de 17 años, en “un juicio que consideró injusto”. Llorente sostiene que la cárcel lo llevó a perder su matrimonio y parte de la infancia de su hijo que ahora tiene 17 años.

“(Llorente) entendió que fue imperdonable lo que le hicieron, se le metió eso en la cabeza y fue entonces que empezó a hacer estas cosas cuando salió de la prisión. Él dijo: ‘a mí este Gobierno me tiene que oír de alguna forma'”, explicó su pariente.

El 14 de agosto de 2015, durante la apertura de la Embajada de Estados Unidos en La Habana, el opositor fue fotografiado frente a la sede diplomática con una bandera estadounidense sobre los hombros.

El 22 de marzo de 2016, durante la visita a Cuba del entonces presidente Barack Obama, acudió otra vez a la embajada estadounidense para manifestar su apoyo al mandatario. En esa ocasión vestía la camiseta negra con la bandera cubana, e iba envuelto en una enorme bandera estadounidense.

Leer en Diario de Cuba