Yoe Suárez es detenido y trasladado en una patrulla con los ojos vendados

Yoe Suárez (Foto: Internet)

MIAMI, Estados Unidos. – La Seguridad del Estado de Cuba detuvo este lunes al periodista independiente Yoe Suárez, quien fue interceptado en plena vía pública y trasladado con los ojos vendados dentro de una patrulla.

El joven relató en redes sociales que el arresto tuvo a las 11:30 de la mañana en el municipio habanero de Playa, donde reside, mientras sacaba dinero de un cajero automático.

“A las 11:30 de la mañana fui detenido y trasladado en un auto marca Geely gris plateado, con matrícula P035908 por el oficial René –‘el compañero que me atiende’- y un oficial que se presentó como Mayor Armando, ambos del Departamento de la Seguridad del Estado”, escribió Suárez en Facebook.

El periodista, que en los últimos meses ha sido víctima de una constante persecución de la policía política, reveló que no solo fue forzado a montarse en la patrulla, sino que una vez dentro le vendaron los ojos.

“El oficial René me abordó cuando yo estaba realizando una operación en un cajero automático con la excusa de conversar, pero me negué a entrar al automóvil. En ese momento el Mayor Armando pidió mi carné de identidad y dejó claro que ‘iba a ser conducido’. ‘Si quieres entras al carro o te pongo las esposas’, dijo (…) El auto tomó la 5ta Avenida, después la calle 17A hasta la rotonda de La Muñeca. Antes de continuar por la Avenida 25 el Mayor Armando me pidió que vendara mis ojos con un paño verde. No debía ver a dónde íbamos. El auto aceleró y debe haber pasado el Centro comercial El Pedregal antes de girar en L, ya en algún lugar del municipio La Lisa”.

Ya en el salón de interrogatorio, los agentes presionaron al joven para que colaborara para los órganos de la Seguridad del Estado, al tiempo que aseguraron que Diario de Cuba, medio independiente para el que trabaja, estaba completamente ‘penetrado’.

“A Diario de Cuba nosotros lo tenemos penetrado hasta los huevos”, señalaron los oficiales durante el interrogatorio, que tuvo lugar en “un lugar cerrado, con aire acondicionado, parecido a una casa”.

Tras el interrogatorio, y ante la negativa del periodista de quedarse a almorzar con los agentes, Yoe Suárez fue trasladado en el propio auto y liberado en las cercanías de su casa.

Para el joven, episodios como el de este lunes rompen el mito de la cordialidad de los agentes del DSE.

“Detrás de una supuesta petición a hablar o a asistir a una ‘entrevista’ descansa la coacción”, apuntó.

Leer en Cubanet

Be the first to comment